10 claves para decorar un dormitorio de estilo rústico moderno

Maribel Martinez

/

Actualizado

En este artículo te mostramos los puntos clave para conseguir un dormitorio único en el que no faltan los muebles reciclados, las piezas con historia y muchos detalles que son de otro tiempo, pero se llevan divinamente con todo lo moderno.

Dormitorio con cama de hierro y sillón de diseño.
Los techos abuhardillados y una butaca moderna. Un mix que funciona. (Foto de Antonio Caverzan en Unsplash).

El estilo rústico tiene algo maravilloso, y es que nunca pasa de moda. Es una forma de decorar que apuesta por la calidad de las cosas, que se preocupa por su origen y que da valor a los elementos estructurales. Suelos de madera de verdad, vigas en el techo, paredes de piedra, bóvedas, muros de ladrillo…

Tratándose de un dormitorio, que es la zona más íntima de nuestra casa, tenemos aún más margen para conseguir un espacio con mucha personalidad y estilo, pero hay que saber hacerlo bien. Para que no te líes, y te pases de clásico o de moderno y la mezcla no funcione, echa un vistazo a los 10 imprescindibles de un dormitorio de estilo rústico moderno.

Busca muebles de madera oscura

La madera oscura es un elemento esencial para conseguir un dormitorio de estilo rústico moderno. Piensa que estos muebles de madera oscura le darán al espacio un aspecto más acogedor y sofisticado, lo cual es ideal pensando en un cuarto.

¿Eso quiere decir que todos los muebles tengan que ser oscuros? No, para nada. Lo ideal es que los mezcles con otros más modernos, o incluso artesanales o de fibras naturales para restarles frialdad. Los muebles decapados son otro must que no puede faltar en estos ambientes cuando buscamos un ambiente afrancesado o shabby chic.



Dormitorio con papel pintado.
Madera decapada, papel pintado, cortinas de lino, ¿notas la tranquilidad que transmite? (Foto de Julian Hochgesang en Unsplash).

Añade un toque de color

Las paredes de un dormitorio de estilo rústico moderno deben inducir al descanso. Puedes utilizar colores crema, ocre, tierra, o incluso blancos si te apetece. Algunos elementos estructurales como los muros de piedra o la bóveda del techo puede ayudar a conseguir ese extra de calidez que buscamos en un dormitorio rústico.

Tienes también vía libre para poner un bonito papel pintado con motivos botánicos, o incluso de los que imitan materiales.



No te olvides de las luces

Las luces son otro elemento importante a tener en cuenta al decorar un dormitorio de estilo rústico moderno. Puedes optar por una lámpara de techo en el centro de la cama o por unos apliques de pared. No pueden faltar tampoco las velas para conseguir un ambiente relajado.

¿Lámparas de metal, fibras naturales, con pantalla, sin ella? No hay ningún impedimento en usar el material que quieras. Piensa que en un dormitorio con muebles oscuros y mucha madera con un fondo oscuro en la pared (azul, marrón chocolate), una lámpara de sobremesa de metal puede quedar ideal. En otro con muebles blancos y paredes claras, nos puede venir mejor una más clásica con una tulipa entelada.

Los textiles son fundamentales

Los textiles son fundamentales para crear un ambiente acogedor en cualquier dormitorio. Puedes elegir unos cortinas de tela gruesa para hacer dos caídas a cada lado, y luego escoger un simple visillo de lino o incluso atreverte con unos cojines de lana o terciopelo para la cama. También puedes añadir una manta de tejido suave para que el dormitorio sea más acogedor. Plaids, colchas sobre el edredón…


Dormitorio con pared laminada de madera y cabecero tapizado.
Tela en zigzag en el cabecero y textiles de terciopelo azul, una mezcla ideal. (Foto de Andrea Davis en Unsplash).

Añade unos toques vintage

Para darle un toque de estilo vintage al dormitorio, puedes añadir algunos muebles o accesorios de otra época. Por ejemplo, una mesa auxiliar antigua, una cama con dosel, un baúl a los pies de la cama… Es buena idea también conseguir algunas piezas de decoración inspiradas en el estilo vintage: como cámaras de fotos, frascos de farmacia con flores.

Los espacios abiertos son perfectos

Los dormitorios de estilo rústico moderno suelen tener una gran cantidad de espacio abierto. Esto le da al ambiente un aspecto más amplio y relajado. Quizás no sea momento de meterse en reformas grandes, pero si tienes un poco de maña quizás puedas hacer algunas cosas por tu cuenta: reducir la cantidad de muebles, retirar alguna puerta.

Las paredes de piedra no pueden faltar

Las paredes de piedra son otro elemento clave para conseguir un dormitorio de estilo rústico moderno. Le darán al ambiente un aspecto más natural a la vez que acogedor. Si debajo de esa pared enlucida sospechas que hay piedra o ladrillo original, merece la pena dejarla al descubierto. Por si no lo sabes, se puede restaurar.

¿No tienes eso de origen en casa, verdad? Siempre puedes conseguir un look parecido con materiales que imitan estos acabados: papel pintado, losetas vinílicas, frisos en la pared. Algunos pueden también contribuir a aislar mejor la casa.

Los techos altos son perfectos

Los techos altos, con bóvedas a la vista, o vigas en el techo son otra característica típica de los dormitorios de estilo rústico moderno. Si quieres conseguir ese look de los mejores dormitorios de las revistas y no cuentas con esto, tienes la opción de conseguir subir el techo (con una reforma) o intentar hacer que parezca más alto usando la pintura.

Dormitorio con un baúl como mesita de noche.
Ese viejo baúl convertido en mesita, ¡nos ha conquistado! (Foto de nine koepfer en Unsplash).

Añade toques eco o artesanal

Para añadir un toque natural, ecológico o artesanal al dormitorio, puedes optar por muebles o accesorios hechos de materiales reciclados, comprar objetos artesanales, o incluso animarte a hacerlos tú mismo.

Quizás hacer la manta XXL sea demasiado (sobre todo si no has probado nunca el tema de hacer punto), pero si puedes atreverte a pintar algún mueble, cambiarle los tiradores, etc.



Mezclas que funcionan

Un dormitorio rústico se convierte en moderno cuando somos capaces de hacer que convivan en un espacio objetos nuevos y viejos en armonía.

Si vas a usar un cabecero antiguo, atrévete a poner cerca una butaca moderna y de líneas rectas. Incluso en el dormitorio necesitamos dinamismo para conseguir un ambiente que nos ayude a conciliar el sueño a la vez que nos resulte irresistiblemente atractivo.

Contenido relacionado: