5 trucos para decorar habitaciones pequeñas: ¡así crecen!

Maribel Martinez

/

Actualizado

Decorar habitaciones pequeñas parece más difícil que hacerlo con otras más amplias y espaciosas, pero en realidad todo es cuestión de perspectiva y buenas decisiones. Importa el tipo de muebles, la luz que entra, los colores de la pared y otras cosas que quizás estás pasando por alto y que la ayudarían a crecer. ¡Te damos las claves para conseguirlo!




Todos sabemos que pintar las paredes con colores claros, o directamente de blanco, es una forma sencilla de hacer que la habitación se vea más amplia porque el sol rebota en los materiales y hace que se vea más espaciosa. También que un bonito suelo (aunque sea vinílico y se ponga encima) puede hacer que nuestra percepción del conjunto cambie por completo, pero hay mucho más por hacer para conseguir que esos cuartos más pequeños, ya sea tu dormitorio, o una habitación infantil o juvenil, o una habitación de invitados, se vea mucho más moderna y elegante.

¿Sigues sin saber por dónde empezar a la hora de decorar habitaciones pequeñas? No te preocupes con estos consejos y otros detalles que tú sumes, seguro que queda un espacio ideal.

Apartamento diáfano: fotografía del salón en primer plano y dormitorio pequeño al fondo, con pared de listones de madera y papel pintado tropical verde enmarcando el fondo.
Un bonito papel pintado y un friso a juego pueden enmarcar la pared principal de cabecero y crear el efecto de más amplio. Foto: Unsplash.

Por fin has encontrado el piso perfecto que andabas buscando, pero hay un pequeño problema: los cuartos son enanos. ¿Qué hacemos? ¿Nos conformamos o nos ponemos manos a la obra? Ya imaginarás la respuesta. ¡Es hora de potenciar nuestra creatividad y decorar habitaciones pequeñas con soluciones realmente ingeniosas y prácticas!

Tenemos un recurso fantástico llamado decoración de interiores que hará que una habitación pequeña se vea más espaciosa y moderna. Porque el espacio limitado puede incluso darnos una sensación de claustrofobia nada agradable y hacer que la habitación se sienta incómoda. ¡Nada acogedora!

Al utilizar técnicas de decoración adecuadas, como la elección de colores claros, muebles proporcionales al tamaño de la habitación, almacenamiento inteligente y el uso de espejos, y otros truquitos que te vamos a contar, se puede crear una ilusión visual de amplitud y hacer que la habitación se sienta más abierta y atractiva.

¿Sabías que contar con una habitación que se siente más espaciosa puede tener un impacto positivo en el estado de ánimo y la sensación de bienestar de quienes la habitan? Ya estamos tardando en ponernos manos a la obra.

Truco 1. Usa la luz natural

El primero de los consejos para decorar habitaciones pequeñas que os vamos a dar tiene que ver con algo que es gratis y que a veces se nos olvida aprovechar: ¡la luz natural! Es el recurso top que ya te contamos a la hora de aprender a decorar sin gastar.

Todos los pisos no disfrutan de dormitorios orientación este para ver amanecer, pero salvo casos contados tendrá alguna ventana. Pues bien, deja que la luz entre. Evita que un mueble, como una estantería, colocada junto a a ventana pueda interferir en la luz, o unas cortinas demasiado pesadas o con poca transparencia. Deja que la luz natural entre y ahorra en luz.

En la práctica puedes mejorar el cuarto así:

  • Cambiar las cortinas por estores si son demasiado pesadas.
  • Utilizar estores opacos si se precisa dejar la habitación a oscuras.
  • Si no te gustan los estores, poner visillos ligeros de tejidos de algodón.

Truco 2. Color: Cómo hacer que una habitación pequeña parezca más grande

Cómo os decíamos el color blanco es nuestro favorito cuando estamos hablando de decorar habitaciones pequeñas y hacerlas crecer, pero no es el único color con el que puedes pintar este cuarto más pequeño. La carta de colores es inmensa, usa una paleta monocromática y no te salgas de ella. Pintar la pared del cabecero y el techo a juego puede dar profundidad al cuarto si hay poca distancia. No llegar con un color oscuro en el frente hasta arriba, ayudar a bajar un techo.

Te recomendamos:

  • Ante la duda utiliza un simulador de diseño de interiores de color (hay muchos online) y practica hasta dar con la combinación perfecta teniendo en cuenta que los textiles también suman color.
  • Entre colores mate o satinados, escoge estos últimos por ser más limpios y proyectar mejor la luz.
  • Los colores para habitaciones pequeñas favoritos son todos los blancos, cremas, grises claros y tonos pastel.
  • Evita los tonos oscuros y saturados porque se verá más pequeña o peor aún, abrumadora.


Truco 3. Muebles para habitaciones pequeñas: ¿hay líneas rojas?

Lo que nunca se debe hacer, al decorar habitaciones pequeñas o incluso grandes, es apostar por una decoración recargada con demasiados muebles. Teniendo un vestidor o armario, o incluso un canapé debajo de la cama, el tema de la ropa está solucionado. ¿Poner un cabecero hará que se vea más pequeña? En principio no, pero si es verdad que en algunos casos es mucho mejor sustituirlo por un diseño de obra. Eso hará que se vea mucho más minimalista y con ello tengamos sensación de más espacio.

Algunos trucos que te pueden venir bien:

  • Las mesitas voladas se ven más ligeras que las convencionales (además, quizás no necesitas dos).
  • Las lámparas suspendidas quedan mejor que las auxiliares.
  • No importa si la cama es muy grande o incluso una kingsize (si cabe), lo que sí debes hacer es escoger un somier más bajo. Así no se verá tan enorme ni aparatosa.
Menos es más. Una cómoda XL y una silla en lugar de una mesita pequeña y nada más, ¡puede ser «too much». Foto: Unsplash

Truco 4. Almacenamiento en su justa medida

No se trata de aplicar una decoración minimalista, pero sí de ser cautos a la hora de elegir los muebles y elementos. Prioriza los que sean útiles y a ser posible tengan doble función. Por ejemplo, una descalzadora que sirve para meter dentro ropa de cama o un armario con espejo.

Recomendaciones que no te van a fallar:

  • Qué no acumules demasiadas cosas en el dormitorio y que vayas siempre de menos a más.
  • Si es necesario más espacio aprovecha las paredes y despeja todo lo que puedas las zonas de paso y el suelo.
  • Echa un vistazo a estas soluciones de camas con almacenaje para cuartos pequeños.


Almacenaje en el dormitorio con burro para ropa y estantería metálica con cajas. Un sistema ideal incluso en dormitorios pequeños.
Se puede conseguir un dormitorio estéticamente perfecto y práctico incluso si es pequeño y no tiene un buen armario. Foto: Unsplash.

Truco 5. Muebles minimalistas

Cada vez se ven más soluciones pensadas para espacios realmente pequeños. Hemos visto en el nuevo catálogo de IKEA un mundo de soluciones pensadas para decorar habitaciones pequeñas que exprimen las posibilidades del espacio.

Lo que te aconsejamos es:

  • No compres nunca por impulso, ¡incluso aunque tenga la etiqueta de mueble pensado para espacios pequeños! Toma medidas y luego sal a buscar ese carrito auxiliar, ese burro de ropa o esa caja que va a entrar perfecta debajo de la cama.
  • Echa un ojo a esta sección de muebles pequeños básicos para pisos pequeños. Seguro que te inspiran a sacar sitio donde no lo hay.