Sobre una mesa de comedor, una mesita auxiliar o barra de cocina…¿A qué altura poner las lámparas colgantes?

Maribel Martinez

/

Actualizado

Nos encantan las lámparas colgantes porque además de sumar un punto de luz en cualquier espacio donde decidamos ponerlas, son un elemento muy decorativo, pero no siempre sabemos a qué altura debemos ponerlas para que no molesten, ni deslumbren. En función de si se ponen sobre una mesa de comedor, mesita lateral o zona libre de tu casa se recomienda una altura pero nunca menos de los 30 cm.

La iluminación juega un papel principal en casa. No es solo poner un punto de luz en un lugar determinado, ya sea la mesa del comedor, o ese pequeño office que tienes en la cocina. Sino también, otros espacios como una zona de relax en una esquina del salón, sobre las mesitas en tu dormitorio, o en la consola que tienes en la entrada. Dentro del inmenso abanico de opciones que tenemos para elegir el tipo de lámpara o aplique que vamos a usar, las lámparas colgantes son una de las opciones favoritas. Son productos con una horquilla de precios muy amplia pues igual puedes comprar un modelo de metal súper económico, que otro carísimo y de diseño para poner la nota de estilo en ese lugar donde planeas ponerla. Además, son elementos que definen y dan estilo a cualquier habitación.

Elementos como su funcionalidad, espacio donde las vas a colocar, tipo de luz suave o más potente, o la facilidad de instalación, te ayudarán a elegir un modelo u otro. Pero hoy no os queremos hablar de sus tipos sino de algo más específico ahora que ya la has comprado, ¿qué altura debe tener una lámpara colgante? ¿Está muy alta está muy baja? Esperamos resolver todas las dudas a continuación.

Altura estándar de las lámparas colgantes según el lugar donde las pongamos

El caso es que sabemos que es una lámpara que por definición tiene que colgar, y no puede quedar cercana al techo, pero que no acabamos de tener claro a qué altura la tenemos que poner para que se vea estéticamente bien, y al mismo tiempo ni moleste a la conversación (es incomodísimo esquivar una lámpara, o un centro de mesa para hablar con la persona que tienes enfrente), ni tampoco nos moleste su calor, o nos deslumbre. Cada caso es distinto, pero hay unas medidas estándar que puedes tomar como referencia para tener muchas posibilidades de acertar.

Amaia Elias, conocida en redes sociales por ser la cara más visible de Amai Studio, nos recuerda en su Instagram las medidas básicas que tiene en cuenta a la hora de elegir la altura perfecta para esa lámpara de la que te has enamorado, pues «además de ser una gran fuente de iluminación, pueden ser el elemento estrella de la decoración de la casa«.

Sobre una mesa de comedor

En esta guía te vamos a ayudar a conocer a qué altura debes colocar una lámpara colgante o colgada para que no moleste ni deslumbre, según el tipo de mueble que tenga (o no) debajo. En este caso una mesa de comedor con 3 lámparas colgadas con tulipa de metal tintado.
Una combinación de lámpara de techo acertada puede ser ese elemento definitivo que tu hogar necesita para brillar con luz propia. Este es un ejemplo fantástico del resultado que puedes conseguir.

¿Qué distancia debe haber entre la mesa y la lámpara? No importa si has escogido una mesa redonda para facilitar el paso alrededor y al mismo tiempo reducir el espacio destinado a la zona de comedor, o si has podido encajar una mesa rectangular, cuadrada o incluso extensible, para sentar a más gente. El abanico de lámparas colgantes que puedes usar aquí es muy amplio porque las hay de vidrio, cuerda, ratán, algodon, cemento y un montón de materiales más, pero su altura desde esta mesa no debería estar a menos de 70 cm ni más de 90-95 cm.

Sobre una barra alta de desayunos

En esta guía te vamos a ayudar a conocer a qué altura debes colocar una lámpara colgante, en este caso sobre una barra de cocina muy alta.
La altura de esa lámpara colgada no será la misma en el caso de una mesa de comedor que una isla, o barra alta de desayunos. Fíjate en esta fotografía.

Si tienes una barra alta de desayunos en la cocina o una isla con taburetes altos, colocar varias lámparas colgantes puede ser una estupenda solución para dotar de una luz cálida este espacio y al mismo tiempo poner la nota de estilo siguiendo la estética de la cocina, o haciendo de punto de conexión con otros materiales del salón si estamos hablando de una cocina de planta abierta. En este caso, tratándose de una mesa, pero más alta de lo normal, la altura mínima de la lámpara colgante será igualmente de 70 cm mínimos, pero podríamos llegar a los 100 cm.

Sobre una mesita de noche o mesita auxiliar

En esta guía queremos darte las medidas estándar para acertar al poner una lámpara colgada, en este caso sobre una mesa de centro de cemento y redonda.
Cuando necesitas iluminar un lugar específico, como en este caso una mesa de centro, una lámpara colgada a la altura adecuada es un elemento básico a tener en cuenta.

Imagina que tienes una mesa baja o auxiliar junto a los sofás y te gustaría poner una bonita lámpara colgante, pequeñita pero con mucho estilo para este rincón. Lo mismo en tu dormitorio o el cuarto de los niños o de los invitados. En espacios reducidos, cada vez se apuesta más por cabeceros de pladur o de obra que aprovechan mejor el espacio y disimulan irregularidades en las paredes, o solucionan problemas de distribución cuando hay pilares incómodos. También cuando no queremos poner un cabecero porque ocupa demasiado espacio y apostamos por el papel pintado u otros materiales sencillos y de poco fondo, para hacer un cabecero original.

Dos lámparas colgantes sobre las mesitas de noche con tulipa de cemento.
El tamaño de la lámpara y su distancia desde la pared deben ser coherentes con el espacio donde se colocará. Una lámpara demasiado grande puede hacer que una habitación pequeña se vea aún más reducida, mientras que una lámpara demasiado pequeña puede quedarse muy corta.

En todos estos casos, una lámpara de sobremesa podría ser un estorbo, así que se suele poner una lámpara colgante con un cable muy largo. ¿A qué altura dejaríamos entonces esta lámpara desde esta mesa baja? Dejaríamos entre 30 y 60 cm desde el mueble a la tulipa de la lámpara (o la bombilla si la pones desnuda), y siguiendo los consejos de Amai Studio, la tendríamos que «separar 20 cm de la pared» para que estéticamente se vea bien.

En un espacio sin mobiliario debajo

Lámpara de papel en el salón sin ningún mueble debajo y a una distancia del suelo mínima según la guía con las medidas estándar que te damos en este post.
Aunque no coloques ningún mueble debajo nunca pongas una lámpara colgada en un espacio sin nada de bajo a menos de 200 cm de altura.

Si tienes la gran suerte de contar con una casa con techos altos y quieres bajar su altura de forma sencilla, puedes pintar el techo de un color oscuro para crear la sensación de que baja, o también, usar una lámpara colgante de un volumen importante para captar la atención y contribuir con esto a crear un espacio más proporcionado. También ocurrir que tengas varios puntos de luz en el techo del salón y que en lugar de usar focos empotrados, prefieras las lámparas decorativas, pero no habiendo muebles debajo te falte esta referencia para saber hasta dónde bajar con el cable. Pues bien, en todos estos casos en una zona libre de mobiliario una lámpara colgada debería estar a 200-210 cm del suelo para no estorbar.