¡Adiós plancha! Los trucos infalibles que uso para secar camisas dentro de casa (y sin arrugas)

Actualizado el

Secar camisas dentro de casa y en general la colada con este tiempo variable, es casi un imperativo últimamente. ¿Cuántas veces hemos sacado una camisa de la lavadora y pensado: «¡Uf, ahora toca planchar!»? Y es que, seamos sinceros, la plancha es una de esas tareas que muchos de nosotros odiamos con pasión. Pero no os preocupéis, porque hoy os traemos unos trucos que os van a salvar la vida (o al menos, el tiempo). Con estos consejos, podréis secar camisas dentro de casa y olvidaros de la plancha. Quedan perfectas, y sin arrugas. ¡Vamos allá!



Secar camisas dentro de casa: trucos infalibles para evitar la plancha.
¿Hay algo más tedioso que planchar camisas? Fotografía: JSB Co.

Consejos Prácticos para un Secado Perfecto

Antes de sumergirnos en la lista, queremos que sepáis que estos trucos para secar camisas dentro de casa son sencillos y no requieren de grandes esfuerzos. Son pequeños cambios en nuestra rutina que pueden marcar una gran diferencia. Súper efectivos para evitar tanto las arrugas, como la plancha. Usar la secadora no es lo más recomendable, ya lo sabes. Los tendederos eléctricos sí podrían servir, eso sí lo que nunca puede faltar es una percha para que seque perfectamente. Lo mismo con los tendederos de torre como el que está de oferta estos días en Lidl: con los ganchos de la parte superior podrás colgar un montón de camisas.

Ahora sí, vamos con los súper trucos para secar camisas dentro de casa y pasar olímpicamente de la plancha.

Agita antes de colgar

Anuncio



Antes de colgar la camisa, dale una buena sacudida. Esto ayudará a eliminar las arrugas más grandes y hará que se seque más lisa y sin esas temibles arrugas. Fíjate en que los puños estén bien colocados y perfectos para que sequen con la forma correcta.

Usa perchas

Cuando quieras secar camisas dentro de casa usa siempre perchas. Esto no solo ayuda a que se sequen sin arrugas, sino que también les da forma y evita que se deformen. Asegúrate de que haya suficiente espacio entre cada camisa al colgarlas. Si están demasiado juntas, no se secarán adecuadamente y podrían arrugarse. La ventilación es la clave, así que, si puedes, coloca las camisas cerca de una ventana o en un lugar donde circule el aire. Esto acelerará el proceso de secado y reducirá las posibilidades de que se formen arrugas.

Para arrugas rebeldes rocía con agua

Si ves que tu camisa tiene un montón de arrugas porque se te olvidó ponerla en perchas o la dejaste encima de una silla con un buen montón de ropa encima, descuida que aún tiene solución: rocía un poco de agua sobre ellas y estira la tela con tus manos. ¡Verás cómo desaparecen! ¿Conoces el truco de darse una ducha caliente para evitar la plancha? También nos sirve aquí. Coloca la camisa en el baño colgada en su percha y deja que con la humedad las arrugas se vayan como por arte de magia. ¡Es una pasada!

Evita el sobrecargado y acuérdate del suavizante

No llenes demasiado la lavadora. Si lavas las camisas con suficiente espacio entre ellas, reducirás las arrugas y luego será más fácil secarla sin ellas. Y por supuesto, no dejes de poner suavizante porque es un básico para que la ropa salga con las menos arrugas posibles.

Secado vertical

A la hora de secar camisas dentro de casa intenta colgar las camisas en un lugar alto, de modo que caigan verticalmente. Esto ayuda a que el peso de la camisa estire naturalmente la tela, reduciendo las arrugas. Puedes usar un burro de ropa, la barra de la cortina o una balda volada. La idea es que le dé el aire.

Gira los botones hacia adentro

Al colgar la camisa, asegúrate de que los botones estén hacia adentro. ¿Por qué? Muy fácil, esto evita que se marquen en la tela y que se formen arrugas alrededor de ellos.

¡Paciencia!

Deja que las camisas se sequen completamente antes de guardarlas. Si las guardas cuando aún están un poco húmedas, ¡hola arrugas!

Esperamos que estos trucos os sean útiles y os ayuden a decirle adiós a la plancha y a esas tardes grises de mal tiempo.

Anuncio