Cómo ahorrar en el hogar y reducir gastos

Ahorrar en el hogar y reducir gastos corrientes es algo más que una recomendación en estos tiempos. Para hacerlo más fácil para todos y no desesperarnos ante la llegada de las facturas, echa un vistazo a estos trucos que te vamos a contar para que vayas directo al problema y lo soluciones cuanto antes.

Tomando medidas, el ahorro es real y se nota casi desde el primer día.

No te pierdas: Calentar la casa sin encender la calefacción.

Cómo ahorrar en el hogar y reducir gastos: revisa la potencia de luz contratada y haz ajustes

Muchas personas no saben cuál es la potencia eléctrica que contratan para su hogar. Y, sin embargo, es un dato muy importante a la hora de ahorrar en el hogar en la factura de la luz.

Qué es la potencia eléctrica:

En primer lugar, debes saber que la potencia eléctrica es la cantidad de energía que utiliza tu hogar en un momento dado. Se mide en vatios (W) y, en general, cuanto mayor sea tu hogar, más potencia necesitarás.

Ponme un ejemplo:

Imagina que vives en una casa de 100 m2 y sois una familia de 4 personas. En este caso necesitarás una potencia eléctrica de alrededor de 4,4kw. Sin embargo, si vives solo en un piso de 50 m2, con una nevera y un ordenador, podrás contratar una potencia eléctrica de 3,5kw, ¡y tendrás suficiente!

Recuerda otras formas de ahorrar en el hogar y reducir gastos: placas solares para balcones y ventanas.

¿Y por qué es tan relevante para ahorrar en el hogar y reducir gastos?

Pues porque la potencia eléctrica que has contratado se factura por separado de la energía eléctrica que consumes.

Es decir, pagas un precio fijo cada mes por la potencia que hayas contratado y otro precio por la energía eléctrica que consumes al poner la lavadora, el aire acondicionado, el portátil y tooodo lo demás.

Por eso es fundamental acertar con la potencia eléctrica que necesitas para tu hogar. De esta forma, evitarás pagar de más por la potencia que no utilizas y ahorrarás en tu factura de la luz.

Si tu problema es el exceso de consumo de luz, recuerda: cómo ahorrar en la factura de la luz sin cambiar de compañía.

Un truquito más para ahorrar en el hogar y reducir gastos que se escapan:

Una buena opción es contratar la potencia más baja y tener precaución de no enchufar varios aparatos de mucha potencia a la vez. Muchas veces lo han repetido en las noticias, es una buena forma de ahorrar en el hogar y reducir gastos asociados.

Por ejemplo: no encender la vitrocerámica mientras alguien se está secando el pelo, no poner a la vez cafetera, tostador, microondas y la lavadora.

Si lo conviertes en un hábito al final toda la familia tiene precaución a la hora de enchufar aparatos. Al final es cuestión de esperar unos pocos minutos. ¡No es ni mucho menos un drama!

¿Sabes que puedes decorar la casa sin gastar dinero? Te damos las claves.

Ahorrar en el hogar y reducir gastos instalando un termostáto
Tómate el tiempo necesario para programar bien el termostato (Foto de Arthur Lambillotte en Unsplash).

Instala un termostato de regulación de temperatura interior

Algunos pasan directamente del tema del termostato. Enciendo cuando tengo frío, apago si noto calor. Y es un gran error, sobre todo porque si no controlas la temperatura, el despilfarro y el sablazo en la factura, está asegurado.

Existen diferentes modelos de termostatos de temperatura que se pueden instalar en una casa.

Algunos de ellos son más fáciles de usar que otros, pero ninguno tan excesivamente complicado como para que ni siquiera lo intentes.

Te voy a dejar breve guía sobre cómo instalar un termostato de temperatura y de los diferentes modelos que se pueden comprar.

Paso 1: Identifica el modelo de termostato que necesitas

Hay tres modelos básicos de termostatos de temperatura: mecánicos, programables y no programables. Cada uno tiene sus propias ventajas y desventajas (que no inconvenientes).

  • Mecánicos: Los termostatos mecánicos son los más simples de usar. Tienen una perilla que se puede girar para ajustar la temperatura. Sin embargo, no se pueden programar para que se enciendan y se apaguen en ciertos momentos del día. Son los más baratos.
  • Programables: Los termostatos programables permiten que se programen para que se enciendan y se apaguen en ciertos momentos del día. Esto es útil si siempre estás fuera de casa y quieras programar la calefacción para que suba poco a poco antes de llegar a casa. Sin embargo, pueden ser un poco más difíciles de usar que los termostatos mecánicos.
  • No programables: Los termostatos no programables son una buena opción si no quieres tener que programar nada. Funcionan de la misma manera que los termostatos mecánicos, pero no se pueden programar. Esto significa que tendrás que ajustar manualmente la temperatura cuando quieras que se encienda o se apague el aire acondicionado o la calefacción.

Paso 2: Elige el lugar adecuado para instalar el termostato

Es importante elegir el lugar adecuado para instalar el termostato. Debe estar en una pared que no esté expuesta a la luz directa del sol o a corrientes de aire.

También debe estar a una altura adecuada para que puedas llegar fácilmente a él. Como ves recomendaciones de sentido común.

Paso 3: Sigue las instrucciones del fabricante

Una vez que hayas encontrado el lugar adecuado para instalar el termostato, sigue las instrucciones del fabricante para conectarlo a la fuente de energía.

Si no estás seguro de cómo hacerlo, puedes llamar a un electricista para que te ayude.

Paso 4: Configura el termostato

Una vez que el termostato esté conectado a la fuente de energía, configúralo de acuerdo con tus necesidades.

Si tienes un termostato mecánico, simplemente gira la perilla para ajustar la temperatura.

Si tienes un termostato programable, sigue las instrucciones del fabricante para programarlo.

Merece la pena conectar la calefacción una hora antes de llegar a casa para que la casa coja temperatura.

Si al llegar sentís que el salón vive en la era glacial vas a ponerla a toda pastilla, con un pico de consumo que vas a pagar bastante caro.

Paso 5: Comprueba que el termostato esté funcionando correctamente para ahorrar en el hogar y reducir gastos asociados a la climatización

Una vez que hayas terminado de configurar el termostato, comprueba que esté funcionando correctamente.

Enciende el aire acondicionado o la calefacción y asegúrate de que el termostato encienda y apague el sistema en la temperatura que hayas seleccionado.

¿Sencillo verdad? Pues la simple instalación de un termostato te ayudará ahorrar en el hogar bastantes euros en el gasto en calefacción y aire acondicionado.

Aprovecha cortinas y las alfombras para mantener el calor en casa

Hay muchas formas de mantener el calor en tu casa durante el invierno, y una de las mejores maneras es aprovechando las cortinas y las alfombras.

Estos elementos pueden ayudar a mantener el calor dentro de tu hogar, y también pueden hacer que tu casa se vea más acogedora.

Aquí te damos algunos consejos para aprovechar las cortinas y las alfombras para mantener el calor en casa:

Cierra las cortinas durante la noche

Una de las mejores formas de aprovechar las cortinas para mantener el calor en casa es cerrarlas durante la noche.

Esto ayudará a mantener el calor dentro de tu hogar, y también te ayudará a ahorrar en la factura de la calefacción.

Con ventilar la casa unos minutos por las mañanas, será más que suficiente.

¿No tienes cortinas por no hacer agujeros? Te enseñamos cómo colgar cortinas sin hacer agujeros.

ahorrar y reducir gasto en el hogar utilizando cortinas
Las cortinas sirven para mucho más que hacer bonito (Foto de eduard en Unsplash).

Utiliza las alfombras para mantener el calor

Otra forma de aprovechar las alfombras para mantener el calor en casa es utilizarlas para mantener el calor dentro de tu hogar.

Las alfombras pueden ayudar a mantener el calor dentro de tu hogar, y también pueden ayudar a aislar el calor.

Seguro que te viene bien: 5 alfombras para espacios pequeños.

Aísla bien las ventanas para mantener el calor

Sube las persianas por el día si hace sol, bájalas en cuanto asome la tarde. Las persianas servirán también para aislar el frío de fuera.

Si no cierran bien, de momento puedes sellarlas con burletes, son económicos y efectivos. ¡Y no te olvides de cerrar la caja de la persiana!

Utiliza electrodomésticos eficientes y de bajo consumo para ahorrar en el hogar y reducir gastos asociados a la energía

Cuando utilizas electrodomésticos de bajo consumo, estás ayudando al medio ambiente y sueles ahorrar en el hogar, en tu factura de luz.

Algunas de las ventajas de utilizar estos electrodomésticos son:

  • Menos consumo de energía: Los electrodomésticos de bajo consumo consumen menos energía que los tradicionales, lo que significa que hay menos emisiones de CO2 a la atmósfera.
  • Mayor eficiencia: Los electrodomésticos de bajo consumo son más eficientes en el uso de la energía, lo que significa que te ahorrarás dinero en la factura de la luz.
  • Mayor durabilidad: Debido a que los electrodomésticos de bajo consumo tienen un mejor diseño y utilizan materiales de mejor calidad, suelen durar más tiempo.

Una nevera vieja puede ser la causa de que tu factura de la luz no deje de engordar, piensa que no se apaga nunca. Nadie dice que la cambies, pero asegúrate de que no es una de las causas de que tu consumo esté disparado.

¡Cuánto más viejos son los electrodomesticos, más consumo!

¿Vas a comprar una lavadora? Recuerda: cómo elegir la mejor lavadora.

ahorrar en hogar y reducir gastos con electrodomésticos eficientes
Dejar la puerta de la nevera abierta es un gasto innecesario y demasiado habitual. ¡Cierra la puerta! (Foto de nrd en Unsplash).

Ajusta adecuadamente la temperatura del frigorífico y el congelador

Es fácil mantener este gasto a raya ajustando la temperatura del termostato a entre 5ºC y 7ºC (yo particularmente lo tengo a 8ºC) en el lado del refrigerador y entre -16ºC y -18ºC para el lado del congelador.

Cada vez que aumentas la temperatura en un grado, el consumo aumentará en 5%. Mala combinación cuando nos hemos propuesto ahorrar en el hogar y reducir gastos.

Además, hay otros pequeños trucos que también te ayudarán a ahorrar en el hogar, como no meter alimentos calientes en la nevera o descongelar los alimentos un día antes dentro del propio aparato.

Se estima que el refrigerador puede representar el 30% de la factura de electricidad así que depende de ti bajar ese porcentaje con uso adecuado y responsable.

Otro buen truco para ahorrar en el hogar y reducir gastos innecesarios:

Fíjate en la temperatura de conservación de los alimentos que consumes (esta información se encuentra en el etiquetado) quizás puedas ajustar algunos grados más para ahorrar.

Contrata los megas de internet según tu necesidad

Todo va a depender del uso que hagas de internet, ofimática, videos en streaming, video juegos, descargas, etc.

Cada usuario tiene un perfil y tiene que adecuar su contrato a su uso diario.

¿No lo tienes claro, verdad?

Si no lo tienes claro, lo mejor es empezar por las tarifas con menos megas pero más económicas.

Empieza por una tarifa de 100 MB y analiza y mide tu grado de satisfacción. Si lo encuentras insuficiente, contrata la siguiente tarifa con más velocidad y así sucesivamente. Esto por supuesto repercutirá en el precio.

Si sólo usas internet para visualizar webs, blogs y ver series en el móvil, te recomiendo que contrates únicamente una tarifa móvil. Así evitas tener internet en casa y en el smartphone, pagando el mismo servicio por duplicado.

Ahora bien, si tu uso es más intensivo y utilizas grandes pantallas y videojuegos, no te queda más remedio que pasar por caja, ¡además doblemente!

ahorrar en el hogar y reducir gastos con tarifa más barata de internet
Contrata la tarifa de internet que se adapte a tus necesidades (Foto de Annie Spratt en Unsplash).

Cómo seguro que te has quedado un poco decepcionado te cuento un truco que si te puede venir bien para ahorrar en el hogar y reducir gastos en internet:

Si en vez de utilizar Wifi, instala cableado ethernet para todos tus dispositivos como TV y consolas, con una tarifa de 100 MB la mayoría de los usuarios tienen suficiente.

Tienes que sumar el gasto de que venga un electricista a casa a hacerlo, pero merece bastante la pena.

Utiliza bombillas de LED de bajo consumo

Una de las ventajas del uso de bombillas LED de bajo consumo es que ayuda a ahorrar energía.

Al utilizar bombillas LED, estás utilizando menos electricidad, lo que significa que estás ahorrando dinero en tu factura de electricidad.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio para determinar el coste de pasarse a bombillas LED de bajo consumo.

Según el estudio, el coste de pasarse a bombillas LED de bajo consumo es de aproximadamente 60 euros al año.

El estudio también señala que puedes ahorrar en el hogar y reducir gastos, el consumo de energía en un 85%.

ahorrar en el hogar y reducir gastos en iluminación
Sube las persianas y si tienes que complementar usa bombillas de LED (Foto de Sidekix Media en Unsplash)

Instala difusores para ahorrar agua

¿Te parece que pagas demasiado de agua? ¿Te pasas la vida diciendo a tus hijos: cierra el grifo?

Una manera fácil de ahorrar agua en casa es instalar aireadores en todos los grifos.

¿Difu, qué? Los difusores no son otra cosa que pequeños dispositivos que se colocan en los grifos y difunden el agua a través de una serie de orificios.

Esto hace que el agua fluya de manera más eficiente, lo que significa que se necesita menos agua para cubrir el mismo área.

Además, los difusores ayudan a evitar que el agua se desperdicie por goteo o por falta de riego.

Te vendrá bien: 5 dispositivos para ahorrar agua, fáciles de instalar.

Instalar difusores es todos los grifos es realmente fácil y rápido de hacer.

Puedes comprar difusores en tiendas de bricolaje, Amazon y apostaría que hasta el bazar de tu barrio.

Si no estás seguro de cómo instalarlos, puedes pedirle a un fontanero que te ayude, pero insisto, no tiene mucho misterio, sobre todo si echas un vistazo a algún vídeo de youtube.

Para los que aún quieren afinar más el consumo está la opción es utilizar difusores con sensor de movimiento. Sí, como los del IKEA, o los restaurantes de moda.

Lo que hacen es que solo salga agua cuando detecten por ejemplo las manos en un lavabo.

Súper útiles cuando hay peques en casa, no son baratos y algo más complicados de poner, pero muy efectivos para ahorrar en el hogar y reducir gastos relacionados con la climatización

¿Más trucos? Los tenemos, claro:

  • Recoge el agua de la ducha mientras llega el agua caliente con un cubo y úsala para regar las plantas, dar de beber a las mascotas, fregar el suelo.
  • Cierra el grifo al lavarte los dientes o afeitarte.
  • Utiliza un recipiente para enjabonar toda la vajilla si friegas a mano.
  • Instala reductores en las cisternas.

Lista de la compra siempre para ir al supermercado

Al súper siempre con lista de la compra:

Te será más fácil ahorrar. Antes de ir, piensa en lo que necesitas y anótalo todo. De esta manera, te aseguras de no comprar cosas que no necesitas.

Además, si tienes una lista, podrás comparar precios y optar por los productos más baratos.

Compra productos de oferta:

  • Otra forma de ahorrar en el supermercado es comprar productos en oferta. A menudo, los supermercados tienen promociones en determinados productos. Si compras estos productos, podrás ahorrar dinero.
  • No te digo lo de ir a la compra sin hambre, porque esto es algo que a más de uno al pasar por sus pasillos, ¡de forma automática, se despierta!

Pero si hay algo más que puedes hacer para ahorrar en el hogar y reducir gastos en la lista de la compra: ¿Sabes lo que es la etiqueta amarilla?

  • Es algo que ponen cuando llega un sábado por la tarde y queda mucha carne por vender en el bandejero. Productos perecederos que el supermercado necesita que se vendan ante unos días de fiesta.
  • No son la panacea, hay que andar con ojo para no comprar cosas que estén a punto de caducar, pero si te cuadra y pensabas comprarlo igualmente es una forma de ahorrar dinero también.

Te vendrá bien: 15 consejos para conseguir un hogar minimalista.

Comprar en grandes cantidades

Comprar en grandes cantidades a veces compensa. Por ejemplo, comprar 3 botes de detergente en lugar de uno. De esta forma, podrás ahorrar dinero a largo plazo.

El consejo es no guiarse por el anuncio. 2×1, 3×2, ¡son reclamos! Si quieres ahorrar en el hogar y reducir gastos de alimentación mira el precio del litro y calcula si compensa.

En alimentos es más delicado, en productos de limpieza, sin una caducidad temprana, si por precio compensa, es buena forma de ahorrar a medio plazo.

ahorrar en el hogar y reducir gastos mirando ofertas
Ten cuidado con las ofertas y compara los precios (Foto de CardMapr.nl en Unsplash).

Compra inversa

Quizás hayas escuchado ya este conjunto de palabras sin saber muy bien lo que es. Te lo explico.

La compra inversa tiene por objeto que primero analices lo que tienes en casa, luego planifiques menús en base a lo que queda y por último anotes lo que te falta y vayas a la compra con la lista de solo eso, más lo que quieras añadir.

¿No te ha pasado eso de no tener nada en la nevera y en la despensa un montón de macarrones o de arroz, botes de garbanzos caducados y alguna lata de navidad olvidada? Haciendo la compra inversa, no te pasará.

Ventajas de la compra inversa para ahorrar en el hogar y reducir gastos de alimentación:

Ventajas, ¡todas! Piensa que le das salida al fondo de la despensa, que vas a tirar menos comida o ninguna, que no van a caducar las cosas, y que con más planificación vas a comer mejor y seguro más barato.

Revisa seguros de hogar, coche y vida todos los años

Es importante que revises tus seguros de hogar, coche y vida, ¡cada año! Sí, es un fastidio pero hay que hacerlo.

Una alarma en el móvil bastará para que te acuerdes (con varios recordatorios a distintas horas para que al final te preocupes de comprobar el precio).

De esta forma, podrás asegurarte de que estás cubierto en casos de un accidente o una emergencia y que vas a ahorrar comparando tu póliza de seguro.

Cualquier comparador de seguros online te puede ayudar a ahorrar en el hogar y reducir gastos asociados a los seguros.

Para revisar sus seguros, ponte en contacto con tu agente de seguros o visita el sitio web. 2 meses antes de la renovación te tienen que informar del precio. ¡Es tu derecho!

Asegúrate de leer todos los documentos y entender los beneficios y los límites de tu cobertura.

Si tienes alguna pregunta, no dudes en preguntarle al agente e incluso enseñarle la oferta competidora.

Como en todo, hay márgenes para que te quedes pagando menos.

ahorrar en el hogar y reducir gastos tomando el café en casa
El café mejor tomarlo en casa (Foto de Tamara Bellis en Unsplash)

Cuidado con los gastos hormiga

¿Sabías que los pequeños gastos que haces todos los días pueden sumar una gran cantidad de dinero al final del mes? A estos gastos se les llama «gastos hormiga» y pueden ser muy difíciles de controlar.

Por ejemplo, ¿Cuánto gastas en café todas las semanas? Si tomas un café todos los días en el trabajo, eso puede costarte alrededor de 20€ a la semana, o lo que es lo mismo 80€ al mes.

Y ese es sólo un ejemplo. Otros gastos hormiga populares incluyen comer fuera, comprar tabaco o bebidas alcohólicas, y snacks en la tienda.

¿Has fichado alguno, o varios? Te enseño cómo puedes reducirlos para ahorrar en el hogar y reducir gastos completamente innecesarios.

  • Identifica cuáles son tus gastos hormiga. ¿Cuánto gastas en ellos al mes? Anota en un papel por donde crees que se escapa todos los días ese dinero
  • Intenta reducir la cantidad de veces que haces esos gastos. ¿Puedes tomar tu café en casa en lugar de comprarlo? ¿Puedes llevar un termo al trabajo, o comida en túpers? ¿Puedes poner un bocata a tus hijos para el almuerzo o una pieza de fruta en lugar de comprar bollería de camino a la escuela en una panadería o peor aún en una máquina de vending?
  • Elimina los gastos que no son necesarios. Fumar por ejemplo y no lo hagas por ahorrar en el hogar y reducir gastos. Hazlo por tu salud.
  • Busca maneras de ahorrar en los gastos que no puedes eliminar. Si al final vas a comprar no lo hagas donde es más caro. Entra a un súper a por comida en lugar de hacerlo en la máquina, por ponerte un ejemplo.

Los gastos hormiga pueden ser un gran problema para muchas personas, porque van goteando y ni te enteras, pero no tienes que dejarlos controlar tu vida.

Con un poco de esfuerzo, puedes reducirlos o incluso eliminarlos por completo.

Y de cara a las fiestas, no te descuides: 9 ideas para ahorrar con los regalos de Navidad.

Consejos de nuestras abuelas para ahorrar en el hogar y reducir gastos que no ves pero cuentan

  • Apaga la luz cuando salgas de una habitación o instala sensores de movimiento para el encendido o apagado.
  • Abre las cortinas para aprovechar la luz solar y cierra cuando caiga la noche.
  • En invierno ventila la casa entre 5 y 10 minutos, más tiempo del necesario hará que la temperatura interior baje rápidamente.
  • Cierra las puertas para conservar el calor y que no se escape.
  • Cierra el grifo del agua al ducharte y enjabonarte, también al lavarte los dientes o al lavarse las manos.
  • Aprovecha el calor residual, deja que la comida se termine de hacer con el propio calor de la sartén u olla, mejor cocinar con la tapa puesta ya que mantiene mucho más el calor, gastando menos energía.
  • No dejes abierta la puerta del horno ni de la nevera, para evitar un gasto extra de energía. Si enciendes el horno aprovecha para hacer a la vez varias comidas (recuerda 4 comidas en el horno en 1 hora).
  • Reutiliza, recicla y reduce en el hogar todo lo posible.
  • Utiliza siempre que puedas, los programas fríos en la lavadora, los de agua caliente requieren mucho más gasto energético, y centrifugado corto si es un día con buen tiempo. Tampoco hace falta que salga la ropa chorreando. 800/1000 revoluciones puede estar bien.
  • Evita poner la secadora: aunque te cueste trabajo tender la ropa.
  • Evita poner el lavavajillas: si eres cuidadoso con el consumo de agua, ahorras luz, ¡incluso al encenderlo por la noche!
  • Se puede ver la tele con velas, incluso velas a pilas recargables.
  • Compra lámparas solares y deja que se carguen por el día para tener luz gracias en la casa cuando se haga de noche.
  • Desenchufa todo lo que no usas: ¿sabes que la impresora consume aunque no esté en marcha? La cafetera, el microondas. Todo apagado del enchufe.
  • Desenchufa el horno: Si no usas el horno a menudo, salvo 1 o dos día por semana, desenchufalo. Conectado también consume.
  • No pongas la tele para hacerte compañía: si es vieja consume una barbaridad, y si es nueva y está muchas horas encendidas también chupa.
  • ¿No vas a usar el ordenador en un par de horas? ¡apágalo!
  • Y no dejes el móvil cargando toda la noche.
  • El nórdico y las chaquetas de plumas se pueden lavar en casa. Recuerda los consejos que te dimos para hacerlo, ¡bien!

Ya ves cómo ahorrar en el hogar y reducir gastos corrientes no es tan difícil.

Vale que hay que ponerle ganas y fijarse un poco más, pero es lo que nos ha tocado ahora mismo vivir.

Lo hacemos por economía, por supuesto, pero también por el planeta, y ahí hay poca discusión. ¿No te parece?

Hay que consumir menos, y sobre todo, consumir mejor.