Baños sin azulejos: 5 soluciones alternativas que te van a encantar

Maribel Martinez

/

Actualizado

Apostar por los baños sin azulejos puede ser tu mejor elección: te hablamos de revestimientos vinílicos, pintura lavable, vinilos decorativos, papel pintado y microcemento como alternativas fáciles y muy a la moda. ¿Lo vemos?

Revestimientos vinilicos, pinturas antihumedad… ¿Seguimos? Mejor te las vamos a explicar despacio para que veas todas las posibilidades que ofrecen los baños sin azulejos. ¿Por qué se pone azulejo en el baño? Se ponen porque son baratos, fáciles de instalar, muy resistentes y adaptables a todos los estilos decorativos. Pero en la era de la innovación, hay muchas otras posibilidades que debemos valorar si queremos un baño a la última.



1. Revestimientos vinílicos

Recuperamos aquí la pregunta: qué poner en el baño en vez de azulejos y el alicatado de toda la vida, un bonito revestimiento vinílico.

Explícamelo. Son toda una revolución tanto en el mundo de las reformas de baños y cocinas, como en el de los suelos. Se pueden instalar con ayuda de silicona de montaje y cortar con un simple cutter para forrar con ellos las paredes del baño. Lo único que piden es que la pared sobre la que lo pongas esté nivelada. Estos revestimientos pueden imitar cemento, piedra, gres… Son impresionantes. Echa un vistazo a este baño reformado sin obras con suelo vinílico.

Revestimientos para un baño sin azulejos: baño con pintura.
Pinturas antimoho, ¡inventazo para las paredes del baño! Foto de Steven Ungermann en Unsplash

2. Pintura lavable antihumedad para baños

Si tu baño ya tienen azulejos quizás no sea una opción, a no ser que encargues una nueva lechada para la pared. Pero si lo diseñamos de cero, no tengas miedo de no añadir azulejos, o hacerlo solo en la zona de la ducha.

Las nuevas pinturas lavables anti moho son la respuesta a la pregunta qué poner en el baño en vez de azulejos para estar siempre a la moda: pintura. ¿Te faltan ideas? Te recomendamos que revises todas estas que te dimos para renovar el baño solo con pintura.

3. Cubrir los azulejos con vinilos para baños (incluida la zona de la ducha)

Revestimiento para baños sin azulejos: vinilos.
No es mármol, ¡es vinilo! Foto de Amazon (te explico más abajo).

No son fáciles de encontrar, de hecho son pocas marca las que los comercializan, pero tienes que saber que ya existen vinilos autoadhesivos con los que puedas forrar todas las paredes del baño.

Si te preguntas, ¿qué se puede poner en la pared de la ducha? Te diremos que estos vinilos son aptos incluso en zonas directamente expuestas al agua. Dependiendo del modelo y el fabricante es posible que ni siquiera tengas que rellenar las juntas para ponerlos. ¡Quedan impresionantes!

Revestimientos para baños sin azulejos: papel pintado.
Lo mejor de los papeles vinílicos autoadhesivos es que no hay que buscar colas, ni mancharse las manos. Foto: Amazon (más abajo te dejamos más info por si te ha gustado).

4. Papel pintado vinílico en el baño

¿Necesitas más ideas para huir del alicatado de toda la vida? Recuerda en este punto todas las bondades de poner papel pintado en el baño. No vale cualquiera, y tienes que ser cuidadoso con la aplicación, pero son una solución con la que consigues mucho estilo y personalidad en tiempo récord. Con motivos tropicales, geométricos, florales, naturales…

¿Para qué tipo de reformas de baños se recomienda usar papel pintado vinílico? Es la opción favorita de los que quieren dar un cambio de look rápido a un aseo, con un presupuesto más que ajustado. Además, ¡si eres un poco manitas lo puedes hacer tú mismo!

5. Baños con microcemento

Revestimiento para baños sin azulejos: microcemento.
Si no quieres quitar azulejos, tienes la opción del microcemento (y no solo de color gris). Foto de Sanibell BV en Unsplash

El microcemento es un revestimiento ideal no solo para los que quieren reformar el baño sin obras, sino también para los que lo diseñan de cero o quieren sacar el máximo partido a un baño pequeño. Puedes aplicarlo en las paredes, sin quitar los viejos azulejos, y aprovechar para hacer del mismo material el plato de ducha, o incluso el mueble y el lavabo.

Recuerda. Es lavable, no tiene juntas y se puede hacer en un montón de colores (no solo en gris como creen algunos). No es una solución económica (unos 120€/ m) pero suma retirar los viejos azulejos, desescombro, comprar los nuevos e instalarlos, y verás que compensa.

Contenido relacionado: