Soy abuela y esta es mi mejor receta de bizcocho navideño de chocolate

Maribel Martinez

/

Actualizado

La Navidad está a la vuelta de la esquina y no he querido perder el tiempo en dejar pensadas muchas de las recetas que vamos a disfrutar. Y ahí tiene un papel principal el bizcocho navideño de chocolate que todos los años hace mi madre. ¡Esta es la receta con la que nos deleita año tras año!



Cuando pienso en Navidad, inmediatamente me vienen a la mente imágenes de luces centelleantes, el calor de la casa de mis padres y, por supuesto, los sabores irresistibles de los dulces típicos de estas fechas: Los roscos de mi abuela, los buñuelos de calabaza, el puchero de Navidad. Pero hay una receta que destaca entre todas, una que ha sido la estrella de nuestras celebraciones familiares durante años: el bizcocho de chocolate de mi madre, una feliz abuela cuyas habilidades en la cocina son la envidia de toda la familia.

Mientras la observaba mezclando los ingredientes con esa habilidad que solo los años y el amor pueden perfeccionar, no pude evitar preguntarle: «Mamá, ¿cuál es el verdadero secreto de este bizcocho? ¿Cómo consigues que, año tras año, siga siendo el favorito de todos, especialmente de tus nietos?» Ella, con una sonrisa llena de recuerdos y sabiduría, se detuvo un momento y dijo: «El ingrediente secreto siempre ha sido el mismo, amor y paciencia. Lo mucho que os quiero a todos y la paciencia para dejar que cada sabor se desarrolle a su propio ritmo. Esta es mi mejor medicina para ser feliz».

Esta respuesta, tan simple y profunda a la vez, es lo que hace que esta receta sea más que un conjunto de ingredientes y pasos a seguir. Es una tradición que trasciende el acto de cocinar; es un acto de amor que une a la familia y crea recuerdos imborrables que hoy me apetece compartir con todos vosotros.



Bizcocho navideño de chocolate.

Ingredientes ( para una fuente de 20 cm- 18 raciones):

Para la masa:

  • 660 ml de leche entera
  • 400 g. de harina corriente.
  • 30 de levadura fresca ( en refrigerados del súper).
  • 60 de mantequilla
  • 140 g de azúcar blanco
  • 1 Pizca de Sal
  • 1 huevo
  • 4 yemas de huevo

Para la cobertura de chocolate:

  • Una Pizca de aroma de vainilla
  • 60 g de cacao en polvo ( el mío Cacao Puro sin azúcar Valor).
  • 30 g de harina
  • 200 g de almendras peladas crudas

Paso a paso

Paso 1. Calentamos 160 ml de leche en un cazo. Mientras tamizamos la harina en un cuenco. En el centro echaremos la levadura desmenuzada. Después vertemos la leche caliente. Y comenzamos a amasar un poco. Dejamos la masa reposar tapada unos 20-30 minutos.

Paso 2. Añadimos ahora la mantequilla, 40 g de azúcar, el huevo entero, y una sola yema de huevo. Hacemos una bola con la masa y la dejamos que repose otra vez tapada. Se trata de que doble su volumen. 

Paso 3. Ponemos horno a precalentar. 10 minutos a 200ª.

Paso 4. Extendemos la masa con ayuda de un rodillo y la pasamos a una bandeja apta para el horno que previamente habremos preparado con papel sulforizado. La horneamos 20 minutos ( aproximadamente). Sacamos y dejamos enfriar.

Paso 5. Vamos ahora con la cobertura. Ponemos el resto de la leche a hervir con la pizca de vainilla y el cacao en polvo. Mientras bate las yemas que quedan con el resto de azúcar. Tiene que quedarte como una crema. Y le añades con cuidado el resto de la harina.

Paso 6. Vierte ahora este mezcla sobre la leche hirviendo y mantenlo a fuego muy suave un par de minutos. Importante, no pares de mover, o se pegará. 

Paso 7. Deja que enfríe un poco la cobertura y cubre tu pastel con ella.

Paso 8. En una sartén pon las almendras ( sin aceite a dorar). Remueve constantemente hasta que se doren. Decora tu pastel con ellas. 

Bizcocho navideño de chocolate.

Consejos para servir el Bizcocho Navideño de chocolate

Una vez que el delicioso aroma del bizcocho recién horneado haya llenado hasta el último rincón de tu casa y el bizcocho esté listo para disfrutar, aquí tienes algunos consejos para servirlo de la mejor manera y hacer de este momento algo aún más especial:

  1. Temperatura ideal: Aunque es muy tentador cortar una rebanada de bizcocho tan pronto como sale del horno, mi madre siempre nos recomienda esperar a que se enfríe un poco. Servirlo tibio, no caliente, permite que los sabores se asienten y se intensifiquen.
  2. El acompañamiento perfecto: Para realzar el sabor del bizcocho, puedes acompañarlo con una bola de helado de vainilla o un poco de nata montada. El contraste del bizcocho tibio con el helado frío es simplemente celestial.
  3. Bebidas: Un vaso de leche o una taza de café caliente son excelentes opciones para acompañar este postre. Un día de fiesta nos podemos estirar un poco con un vaso de vino tinto dulce o un licor de chocolate
  4. Presentación: Sirve el bizcocho en un plato bien bonito, y decóralo con un poco de azúcar glas o virutas de chocolate para un toque festivo. Unas ramitas de acebo o adornos navideños alrededor del plato pueden añadir un encanto especial a la presentación.
  5. Porciones para todos: Es un bizcocho que vuela, así que lo mejor que puedes hacer es empezar por cortarlo en porciones para todos los invitados, desde los más pequeños hasta los adultos. Un cortador de galletas con forma de estrella o árbol de Navidad puede ser una forma divertida de presentar las porciones a los niños.
No te olvides de poner un poquito de azúcar glass para un efecto de nieve sobre tu bizcocho navideño.

Al servir el bizcocho de chocolate navideño, recuerda que no solo estás compartiendo un postre, sino también creando un momento de unión y alegría. Disfruta cada sonrisa y cada comentario de satisfacción, sabiendo que cada bocado lleva consigo la calidez y el amor de una tradición familiar.

Contenido relacionado:

21 comentarios en «Soy abuela y esta es mi mejor receta de bizcocho navideño de chocolate»

  1. Jajaja….pobres! Vaya lío….normal! Este bizcocho hay que probarlo antes de nadie, si lo llego a ver antes….lo hago para el cumple de mi aita que celebramos hoy…bueno, siempre hay algo que celebrar!! 😉 un besazo!

Los comentarios están cerrados.