Una casa contemporánea pensada para el disfrute: Casa Fun

Maribel Martinez

/

Actualizado

En Valencia, rodeada de otras casas unifamiliares, los arquitectos Ignacio Tarazón y Emilio J. Pérez han levantado de cero un hogar que se aleja mucho de los convencionalismos típicos de cubos y cajas. Una casa contemporánea diseñada para una pareja joven, con un aire muy informal. No pasan desapercibidas sus cubiertas inclinadas y planas, o el majestuoso pórtico de hormigón visto. Una joya de 165 m2 bautizada como «Casa Fun».

La zona de día la integra un espacio formado por salón, cocina y despacho, separados por portalones negros de vidrio de marcado carácter industrial (diseñados por Tarazón). Y un corredor por el que se accede al espacio más personal y de noche, donde se ubican dormitorios y baños.

Diseño del salón en esta casa contemporánea.
Puertas acristaladas en esta casa contemporánea.
Diseño de cocina blanca en esta casa contemporánea.

Se utilizan cubiertas inclinadas en la zona de noche y cubierta plana en la zona de día. Para ello, diseñaron grandes alturas en el salón y la cocina, dando como resultado dos tipos de ventanales: unos grandes que fusionan a la perfección interior y exterior (una vieja demanda que se prioriza, al fín, en las nuevas edificaciones), y otros más atípicos horizontales a ras de techo (usados en las habitaciones y el salón) que regalan luz natural todas las horas del día.

Dormitorio con puertas restauradas como cabecero.

Todo el pavimento de la casa es de microcemento, a excepción de la cocina donde se emplearon piezas de 3 metros de azulejo, en la pared. Un recubrimiento de vanguardia sin juntas, ideal para espacios interiores o exteriores, aplicable a paredes, suelos, mobiliario o incluso revestimientos de baño. Tan versátil que está cada vez más presente, no solo en reformas de viviendas particulares, sino también en locales comerciales y grandes superficies.

Una casa contemporánea pensada para el disfrute: Casa Fun

Ecléctica, minimalista, industrial con algún toque vintage que suma carácter. ¡Un mix que funciona y que inevitablemente recuerda a los icónicos loft neoyorquinos! Fiel a su nombre de bautismo, posee un estilismo fresco y piezas muy escogidas que remarcan la idea de que el estilo industrial no tiene por qué ser puramente urbano. La decoración refuerza ese look, con una personalísima mesa de comedor, sillones y sillas con nombre propio, mezcladas sin complejo con otras más conocidas de firma sueca. ¿Te has fijado en esas puertas recuperadas y que sirven como cabecero de cama? Aprende en este tutorial para transformar puertas viejas y convertirlas en otra cosa para conseguir un look parecido.

Una casa contemporánea pensada para el disfrute: Casa Fun
Una casa contemporánea pensada para el disfrute: Casa Fun

En cuanto al exterior, el máximo protagonista es su pórtico de hormigón visto, con pilares (aparentemente aleatorios) y un mix de materiales y acabados industriales: paredes blancas, hormigón visto, piedra natural y pizarra negra. Rodea la casa un pavimento color gris de gres y piedra calcárea rodada blanca. Ambos contemplados por dos espectadores de excepción: la vieja palmera recuperada y un olivo.

Una casa contemporánea pensada para el disfrute: Casa Fun
Una casa contemporánea pensada para el disfrute: Casa Fun

Agradecimientos / Ignacio Tarazón Martín y Emilio J. Pérez / Fotografía Isaías Escudero Montón.

Contenido relacionado: