Cómo decorar un salón rectangular y que quede perfecto

Maribel Martinez

/

Actualizado

Decorar un salón rectangular para que se vea un espacio cómodo y práctico puede resultar a veces complicado. La clave para conseguirlo está en la distribución, la correcta elección del mobiliario y otros detalles que harán que quede perfecto. Este post te daremos algunos consejos que os ayudarán a acertar y que quede, ¡perfecto!

Un salón rectangular para muchos supone un problema a la hora de encontrar la distribución y decoración perfecta. Pero, la realidad es que dan mucho más juego que los típicos salones cuadrados o alargados. Eso sí, hay que saber tomar decisiones correctas para hacerlos muy funcionales y bonitos. Esto es lo que tienes que saber si vas a decorar un salón rectangular de 35, 20 o incluso 16 metros cuadrados.

Lo primero que tienes que hacer es olvidarte de la distribución clásica que aplicaríamos en un salón alargado. Ya sabes, la zona de comedor en primer plano, el salón junto a las ventanas (¡o al revés). un salón pequeño rectangular, nos va a dar mucho margen, para no necesariamente ubicar la zona de la tele o la de los sofás donde se espera.

Salón rectangular de estilo nórdico con sofá gris y mesa de comedor redonda con sillas Tonet.
Historiska Hem

Trucos para decorar salones rectangulares

La fórmula mágica para que este espacio que ahora te resulta dificilísimo de distribuir se vea bien es hacer una correcta distribución. Para esto, puedes contar con la ayuda profesional de un decorador o interiorista, incluso de un arquitecto si tu casa es nueva. Dando por hecho que la mayoría de vosotros estáis leyendo esto, porque no contáis con ayuda profesional, lo que te recomendamos es buscar papel, lápiz y un metro. Es todo lo que vas a necesitar para realizar un plano casero con medidas, para hacerte una idea de qué muebles puedes poner y sobre todo dónde los vamos a colocar para que la distribución nos resulte cómoda.

¿Se distribuye igual un salón rectangular moderno, clásico, nórdico o natural? Lo cierto es que sí. No importa mucho, si te gusta el estilo boho, el nórdico o eres amante del vintage. Lo más importante es determinar las distintas zonas que tendrá tu salón rectangular, y los muebles perfectos para delimitar, y a la vez habitar, cada espacio.

Te pongo un ejemplo: ponte que vas a decorar un piso alargado en el que te encuentras con un salón que además de pequeño, es rectangular. En tu proyecto imaginario pedías una mesa de comedor grande y rectangular; un sofá con chaiselongue; y por supuesto, un mueble lo suficientemente grande, para poner un buen «pantallón» en el que ver una tras otra series en línea o películas. Pues bien, cuando te enfrentas a un salón rectangular, todo esto quizá no sea del todo posible, O quizás sí, pero sacrificando parte.

Y ojo porque esto no significa limitarte a nada, y aquí me gustaría que pasaras a ver cómo distribuimos nosotros mismos un salón rectangular de solo 25 metros cuadrados integrando una zona de comedor, otra de relax, mucho almacenaje exento (cero muebles a medida) y hasta una zona de despacho.

¿Te has quedado con ganas de ver más ideas? Descuida. A continuación te mostraré más ejemplos para que veas que un salón rectangular, o incluso un salón pequeño cuadrado, tienen mucho margen a la hora de distribuirlos y decorarlos, pero no puedes comprar sin hacer un estudio previo de dónde irá cada pieza, o te encontrarás con un tetris dificilísimo de encajar.

Salón rectangular pequeño con cocina integrada

Salón, comedor y cocina de planta abierta con techo abuhardillado, paredes de color verde y muebles en negro y madera.
Egue y Seta

En lugar de separar la cocina del salón con algún elemento como una isla o barra, o incluso la trasera del sofá en este salón moderno diseñado por Eque y Seta es la mesa de comedor el centro de toda la estancia y alrededor de ella se dispone una cocina moderna y la zona del sofá en la pared enfrentada. Fíjate, además de en la distribución, en como todos los materiales siguen una armonía en cuanto a material, estilo y color. Además, por si no te habías dado cuenta es un espacio inclinado, ojo a cómo disimular un techo alto con el uso del color y la técnica de no pintar las paredes hasta el techo.

Salón rectangular con comedor usando el sofá como divisor de ambientes

Salón rectangular de estilo natural con sofá con chaise-longue al fondo, haciendo de elemento divisor.
The Modern House

La distribución a veces nos pide utilizar los propios muebles como elementos divisorios de la estancia para asignar a cada espacio una función. Este salón rectangular utiliza el sofá, una pieza grande y con mucho protagonismo para cumplir esta función. Si te gusta la idea tienes que saber que es preferible utilizar un sofá sin chaise longue, o en el caso de ponerla, colocarla en la zona con menos tránsito, en este caso al fondo del salón. Si vas a copiar la idea, considera utilizar un sofá con un respaldo bajo. También puedes conseguir este efecto con una consola, o una librería abierta a dos caras. En el ejemplo han preferido usar el sofá facilitando así que la luz natural llegue a cada rincón de la sala.

Salón rectangular grande con sofás en L

Sofás en L junto a las cristaleras de este salón rectangular de estilo moderno.
Archilovers

Si tienes la intención de poner más de un sofá, una opción que puede funcionar muy bien consiste en acercarlos a las paredes, o en este caso los ventanales. De esta forma el espacio se distribuye de forma natural poniendo los objetos más pesados muy cerca de las paredes, y queda espacio en el centro para poner una mesa de centro más grande, en este caso rectangular.

Salón rectangular de estilo nórdico

Salón comedor de planta rectangular con sofá orejero de 3 plazas con tapizado en rosa.
Shokodesign

Este salón de estilo nórdico y con una planta rectangular utiliza también un sofá como elemento separador entre la zona del comedor y la de descanso, pero lo acerca a la pared y lo combina con otros asientos independientes para facilitar el paso: en este paso una butaca o sillón y un puf bajo.

Salón rectangular con dos sofás de estilo boho

Salón de estilo bohemio de planta rectangular.
The interior Design Institute

Si te gusta el estilo más bohemio seguro que esta imagen te va a inspirar sobre cómo distribuir y decorar tu salón. Al no contar con una zona de comedor, el espacio distribuye dos sofás grandes colocados en L, que se combinan con una mesa baja con patas cónicas y varios puff que sirven como asiento adicional y que tienen el tapizado típico del estilo más desenfadado de todos.

Salón rectangular con dos ambientes semi divididos con pared

Salón moderno con muro en el centro que divide la sala en una zona de sofás y otra de estudio o biblioteca.
Espaces Atypiques

Y para terminar, en este ejemplo podéis ver cómo un tabique central puede distribuir dos espacios dentro de un mismo salón. Imaginamos que se tratará de un muro de carga y por eso permanece intacto, pero cumple su papel y sirve para integrar un gran sofá en L en la zona de descanso. El comedor quedaría aquí en un segundo plano y ocuparía el espacio mínimo con una mesa redonda. ¿Y en la otra pared? Una librería moderna de madera ideal y poco convencional.