Cómo pintar un piso pequeño para que parezca mucho más grande y moderno

Maribel Martinez

/

Actualizado

¿Es precioso pintarlo siempre de blanco? ¿Hay más alternativas? ¿Puedo hacer combinaciones de color y apostar por algún tono intenso sin que se vea por eso más pequeño? Para acertar y resolver todas las dudas sobre cómo pintar un piso pequeño, hemos preparado este recopilatorio de ideas con las que siempre vas a acertar.



Colores claros un acierto seguro

Los tonos más claros son los que mejor contribuyen a sumar luminosidad, hacer que la luz de los rayos del sol rebote y se extienda por toda la casa. Eso hace que tengamos la sensación de que es mucho más grande de lo que es. Tienes la gama de blancos, pero también la de los grises, cremas, amarillos, la carta de colores claros es inmensa. Recuerda todos los consejos para pintar de blanco y acertar.

Fotografía: Maria del Valle Interior Staging.

Más carácter con colores más intensos

No es buena idea pintar el piso con colores oscuros porque eso solo haría empeorar el problema, pero no hay inconveniente en destacar algunas paredes para darle así personalidad a alguna zona de la casa.

Por ejemplo, la pared principal de tu cabecero o del de el cuarto de los niños, la zona del comedor, la pared de la entrada. Para acertar usa una paleta de colores formada por 2 tonos claros y el tono más fuerte, y no te salgas de ella. Hoy en día con los simuladores de color es muy fácil.

Puedes subir una foto a la app de la tienda de pinturas y hacer todas las pruebas que quieras hasta dar con el color perfecto para el suelo, las paredes o incluso el tapizado del sofá.



¿Pintura satinada o mate?

Puedes escoger ambos acabados para pintar un piso pequeño, pero tratándose de pintar un piso pequeño lo mejor es optar por un acabado que también ponga su granito de arena sumando luz. Las pinturas naturales satinadas son la mejor opción cuando buscamos un material que se limpie bien y que además nos ayude a ocultar irregularidades en la pared.

Acierta con el suelo

Quizás pienses, ¿qué tienen que ver el suelo con el color de la pared? Pues tienen mucho que ver. Piensa que si utilizas el mismo pavimento en gran parte de la casa conseguirás continuidad visual, y eso hace que se vea más amplio.

Los suelos de madera clara son perfectos y combinan con todos los colores de la pared, aunque cada vez hay más soluciones como la que vimos en este tutorial para instalar suelos vinílicos que se instalan sobre el que tienes, o los porcelánicos que imitan madera.



Recurre a papeles pintados

Si sigues teniendo dudas del resultado y cómo pintar un piso pequeño para que se vea más amplio, tienes otra alternativa muy asequible y fácil de poner, y quitar, si te cansas: el papel pintado. Igual que con los tonos de pared, los del papel también pueden influir en cómo se ve el espacio.

Fotografía: Maria del Valle Interior Staging.

Puertas y ventanas también pueden ser con color

A la hora de pintar las paredes te puedes encontrar con que los marcos de las puertas o los rodapiés pueden desentonar mucho con el resultado final que habías imaginado. Dependiendo del efecto que desees, puedes pinturas los marcos e incluso el rodapié del mismo color o bien aplicar un tono que contraste. Echa un ojo a este piso para ver el efecto de pintar todo igual.

¿Qué es mejor? En ambientes muy monocromáticos pintar las puertas de otro color puede ser una forma de dar dinamismo. Los zócalos iguales que el suelo, también te van a ayudar a verlo todo más espacioso.

¿Y los techos de qué color se pintan?

Un techo muy alto se puede bajar con un tono de pintura oscuro. Y al revés, uno más bien bajo puede ganar si lo pintamos de blanco. Son combinaciones que no siempre dan el resultado esperado porque hay que ver también el color del suelo, el de los muebles y tejidos. Para no errar lo más fácil es apostar por el color claro.