Cómo pintar una mesa de madera: vieja, barnizada, natural o de exterior

Maribel Martinez

/

Actualizado

¿Le has cogido manía a la mesa del comedor? ¿Estás harto de esa mesa del salón tan fea y desfasada? La pintura es un recurso fantástico para darle un buen lavado de cara a cualquier mueble. Te enseñamos cómo pintar una mesa de madera para darle distintos acabados, estilos o colores. ¡A tu gusto!

Cómo pintar una mesa de madera con un barniz natural
No hace falta pintar una mesa de madera de otro color para devolverla a la vida. Hay muchos barnices con matices de color que enriquecen también la madera y a la vez la protegen, especialmente en el caso de una mesa de madera de comedor. Foto de Billy Jo Catbagan en Unsplash

Pintar una mesa de madera vieja

Para pintar una mesa de madera vieja lo primero que tienes que hacer es sanearla. Revisa que no tenga ningún problema de carcoma y a continuación ponte a trabajar. Lo primero que haremos será sanearla (si hiciera falta), y después reparar posibles arañazos o rascones en la madera.

  1. Saneamos la puerta si hiciera falta: Recuerda este tutorial para transformar una puerta en un espejo vintage (si tienes dudas).
  2. Retiramos todo el barniz antiguo con ayuda de una lijadora de mano o de taco de grano fino.
  3. Limpiamos el polvo y aplicamos selladora de madera donde sea necesario.
  4. Volvemos a lijar y limpiar el polvo, y ya está la mesa lista para darle una mano de imprimación. Dejamos secar.
  5. Pintamos la puerta con la pintura elegida (esmalte con brocha o con spray o pintura a la tiza). Más abajo os enseñamos cómo.
Cómo pintar una mesa de madera: mesa antigua barnizada de nuevo.
El primer paso si es una mesa de madera natural es limpiarla a fondo incluso con ayuda de un buen desengrasante. Para facilitar el agarre se recomienda retirar todo el barniz antiguo. Foto de Sarah en Unsplash

Materiales

Si quieres saber cómo pintar una mesa de madera antigua y pasada de moda, o bien pintar una mesa nueva pero tú quieres que tenga un aire vintage o retro irresistible, puedes hacer muchas cosas para convertirla en esta pieza de moda. Por supuesto, retirar la pintura vieja, y tal y como te hemos explicado arriba, sanear, limpiar, lijar y pintar.

Para retirar la vieja pintura puedes usar, con protección, un decapante, o bien lijar a fondo. Una vez la tengas, podrás hacer más cosas por ella para darle ese rollito retro que buscas. Puedes ponerla patas cónicas de madera nuevas, o bien comprar patas nuevas con forma de horquilla, ponele unos bonitos tiradores de concha o de porcelana, añadir unas ruedas. Un montón de detalles típicos de los muebles vintage.

Paso a paso

  1. Si la mesa está pintada tendrás que retirar primero la pintura con decapante o una lija. Si es madera natural, te recomendamos que primero le des una capa de imprimación.
  2. Una vez haya salido toda la pintura anterior, retiraremos el polvo y podremos empezar a pintar.
  3. Si la base de color que tenía era oscura, es mejor dar una mano de imprimación todoterreno de color blanco.
  4. Dejamos secar el tiempo que recomienda el fabricante y a continuación podemos pintar la mesa.
  5. Es muy importante dejar la pintura secar por completo entre capa y capa según los tiempos que recomiende el fabricante.
  6. Aplica una mano de barniz incoloro para proteger tu mesa.
  7. Ten cuidado las primeras semanas para asegurar que la pintura cure.

Pintar una mesa de madera sin lijar

Si la idea de lijar no te apetece nada, la mejor manera de pintar una mesa que ya ha sido pintada previamente es aplicando depante. Es un producto con el que tendrás que trabajar con cuidado, protegiendo tus ojos y tus manos. El decapante hará que esa pintura se ablande, y podrás retirarla fácilmente con una rasqueta.

Una vez tengas limpio el mueble, si es recomendable dar un repaso con una lija de grano fino de taco, para facilitar la adherencia de la pintura. No es imprescindible, pero sí recomendable para un acabado más profesional y perfecto.

Cómo pintar una mesa de madera.
Debajo de múltiples capas de limpiador de muebles y barniz puede haber una mesa increíble. Foto de Claudio Schwarz en Unsplash

Pintar una mesa de madera natural

Si lo que quieres pintar es una mesa de madera natural o en bruto, este es el proceso que debes seguir para pintarla:

  1. Si solo vas a pintar la tapa la puedes desmontar para facilitar el trabajo posterior.
  2. Lo primero que haremos será lijar la superficie y los cantos con una lija de grano medio.
  3. Retiramos el polvo y aplicamos imprimación o preparación universal transparente para facilitar el agarre. Dejamos secar.
  4. Ya puedes pintar tu mesa de madera natural o en bruto como quieras con pintura acrílica o chalk paint.
  5. Protege tu creación con un barniz incoloro mate o brillo al agua (los pinceles se limpian sin disolventes).

Pintar una mesa de madera barnizada

Si tus muebles están barnizados y los quieres pintar, lo primero es retirar todas esas capas de barniz. No quedará más remedio que trabajar con un buen decapante, o trabajar a fondo la madera para sacar todo el barniz con ayuda de una lijadora (mejor si es eléctrica). Echa un vistazo a estos 5 tutoriales para transformar muebles: verás lo que nuestra colaboradora María Vázquez hizo con una mesa y 4 sillas viejas, con muchas manos de barniz.

Cuando todo ese barniz salga tienes vía libre para exprimir las posibilidades de tu mesa: de un color, de varios, con efecto, pintada entera, solo las patas. Imaginación al poder. Te recomiendo que veas todos los muebles (incluida la mesa de comedor) que transformó Srta. Pérez. Vas a alucinar.

Pintar una mesa de madera de exterior

Los muebles de exterior se deterioran muy fácilmente, sobretodo si son de madera. Además de pintarlos, hay que proteger siempre la terminación con un buen sellador. Foto de Slow Ibiza en Unsplash.

Los muebles de exterior sufren mucho el desgaste por culpa de estar a la intemperie. Se mojan, se exponen al sol, la lluvia y todo tipo de condiciones meteorológicas. Si lo que quieres es restaurar una mesa de madera exterior para que luzca casi como cuando era nueva, o bien darle un cambio de look rápido, utiliza la pintura. Este es el proceso que debes seguir para pintar una mesa de madera de exterior:

  1. Escoge una pintura apta para exteriores. Se la conoce como lasur y la hay en múltiples acabados.
  2. Empieza por limpiar a fondo la mesa: puedes utilizar un cepillo de cerdas suaves para sacar la suciedad incrustada e incluso un buen desengrasante.
  3. Lija toda la superficie que quieras pintar. Retira el polvo.
  4. Aplica una imprimación para exterior y deja secar.
  5. Otra pasada suave de lija y quitar el polvo.
  6. Comenzamos a pintar con barniz incoloro o con lasur, según el acabado que queramos conseguir. Es importante seguir el sentido de la veta de la madera y aplicar las manos necesarias respetando los tiempos de secado.
Contenido relacionado: