Plantas muy resistentes: Cómo podar la planta de jade para darle forma y que crezca espectacular

Tomás Olid

/

Actualizado

Pon en práctica esta técnica para podar la planta de jade y hacer que tu planta estalle preciosa esta primavera

¿Listos para darle un toque de estilo a vuestra planta de jade? Pues preparaos, porque hoy os voy a enseñar los trucos y consejos más geniales para hacer que esta planta de la familia de las suculentas luzca espectacular. Vamos a hablar de poda, pero no te asustes, es más fácil de lo que piensas. En esta aventura verde, te mostraré paso a paso cómo podar tu planta de jade para que crezca feliz y radiante. ¡Más de 10 años tiene la planta que ves en estas fotos! ¿Listos para transformar su hogar en un paraíso botánico?



Pasos para podar la planta de jade

La planta de jade o árbol de jade es una de las plantas más resistentes y fáciles de cuidar. A penas nos pide cuidados y además se puede incluso utilizar en exteriores en climas cálidos. Esta planta, que ves en las fotos, nos ha acompañado muchos años en casa, primero en un balcón, luego en un macetero interior, y luego otra vez en una terraza.

Cada vez que la tengo que podar, porque se hace demasiado grande y dificulta el paso en la terraza, vuelvo a plantar los tallos que voy cortando en macetas por toda la casa. Es muy fácil, solo tienes que poner los tallos en agua durante unos días hasta que aparezcan las raíces. Luego ya los puedes plantar en macetas pequeñas o grandes sabiendo que es una planta que necesita un suelo bien drenado y arenoso.

Una mezcla de suelo para cactus y suculentas es ideal para su cultivo, ya que proporciona el drenaje necesario para evitar que las raíces se pudran. También puedes agregar un poco de perlita o arena gruesa a la mezcla para mejorar aún más el drenaje. De todas formas os puedo confirmar que con un sustrato universal también agarra perfectamente.

Lo que sí es importante que el suelo esté ligeramente húmedo pero nunca completamente empapado, ya que el exceso de humedad puede ser perjudicial para la planta.

La forma más fácil de cuidarla es dejar que la tierra esté seca antes de volver a humedecerla. ¡Haciéndolo así, tienes planta para rato!

Podar la planta de jade para que luzca preciosa esta primavera.
Después de podar la planta de jade puedes volver a plantar los restos de poda en otro macetero y conseguir que la planta agarre muy fácilmente.

Es tan fuerte y tan resistente que incluso cuando el viento rompe alguna rama la vuelves a plantar en la tierra de nuevo, ¡y agarra! Pero centrándonos en la poda, porque ya ves que es una planta que crece mucho y hace un tronco muy fuerte, estos son los pasos que debes seguir para podar la planta de jade y que crezca fuerte.

  • Primero, asegúrate de tener a mano tus herramientas de poda, como tijeras limpias y afiladas, guantes y desinfectante.
  • Observa tu planta de jade y decide qué ramas deseas podar, como las ramas muertas, secas o enfermas, así como cualquier crecimiento desordenado o que veas que molesta.
  • Usa las tijeras para cortar las ramas muertas o enfermas. Tienes que cortar lo más cerca posible del tronco principal o de otra rama.
  • Si quieres dar forma a la planta o reducir su tamaño, porque ya te digo que suele crecer exageradamente, recorta las ramas más largas o desordenadas, cortando justo por encima de un punto donde la planta pueda brotar de nuevo.
  • Después de podar, limpia las herramientas de poda con desinfectante y elimina cualquier residuo de poda de la planta.
  • Finalmente, riega tu planta de jade según sea necesario y colócala en un lugar con luz indirecta brillante para que se recupere de la poda.

¡Y eso es todo! Sigue estos pasos simples para podar tu planta de jade y mantenerla feliz y saludable.


Fotografía de portada: Maribel Martínez para Una Pizca de Hogar.