Cómo reformar el salón sin obras

Cambiando los muebles de sitio, aplicando una pintura, con molduras que se pegan o papeles pintados. Renovar no significa gastar. Si quieres saber cómo reformar el salón sin obras, no te pierdas todos los trucos que te vamos a contar. ¡Funcionan, siempre!

Cómo reformar el salón sin obras y con un presupuesto asequible

El salón es la estancia de nuestra casa donde más tiempo pasamos. Vemos series en línea, comemos, hacemos los deberes del cole, gimnasia… Es con diferencia la zona más vivida de toda la casa. Por eso, verla bien es básico para que sintamos que nuestra casa es todo lo confortable que necesitamos que sea.

Estas ideas te van a ayudar a detectar cuál es su problema, y darle solución.

Cómo reformar el salón sin obra: Salón moderno en blanco con gran cuadro en color amarillo.
En este salón pequeño el cambio radical lo pone el cuadro del fondo. Una buena idea cuando queremos focalizar un punto de atención. Foto de Vinicius «amnx» Amano en Unsplash

¿Y por qué sin obras?

Tirar un tabique para hacerlo más amplio o conseguir más luz es una obra muy común con la que se consiguen grandes resultados. Pero no siempre es algo que nos podamos permitir.

Piensa que además del coste de la albañilería, hay que igualar suelos y techos, pasar cables de luz. Todo eso puede hacer que la suma final sea más alta de lo esperado.

Estas ideas son perfectas para todos los que necesitan un salón luminoso, bonito, amplio, bien organizado y con mucho estilo, pero sin gastar demasiado y sin sacar un solo saco de escombro.

Reforma salón antes y después

Ver para creer. Así funcionamos. Si te falta un poco de impulso para ver hasta qué punto un salón puede mejorar mucho, sin hacer ninguna remodelación profunda, echa un vistazo a estas casas. ¡Son fantásticas!

Salones reformados con grandes ideas

Cómo reformar el salón sin obra: salón moderno con sillas con tapizados distintos de colores.
En este salón moderno el color de las tapicerías de las sillas es protagonista. Copia la idea si buscas un rollo más fresco y juvenil. Foto de David Libeert en Unsplash

Reformar el comedor para hacerlo más grande sin ninguna obra

Eliminando algunos muebles, si hay demasiados, empezamos a notar la diferencia. También aglutinando todo en uno solo que ocupe una sola pared.

En este sentido las estanterías son muy prácticas porque en ellas además de mucho almacenaje, podemos instalar el televisor y otras cosas poco estéticas.

<<< NO TE PIERDAS >>>

Reforma el salón con pintura

La pintura obra milagros. Si quieres que el comedor se vea más amplio tienes que pintar con colores claros.

Un color intenso en los laterales hace que la estancia se alargue, uno oscuro en el techo hace que por arte de magia, ¡baje! Recuerda la importancia de pintar con pinturas naturales en casa.

Cómo reformar el salón sin obra: salón con mueble de TV realizado en madera de abedul.
La madera siempre suma calidez. Aquí la pared azul cede protagonismo al mueble de la TV, casi a medida. Copia la idea con muebles modulares y tablas de madera. Foto de Sven Brandsma en Unsplash

Cambio de look al salón con pintura al a tiza

La pintura a la tiza consigue el mismo efecto visual o decorativo que la pintura convencional. Su diferencia es que es una pintura 100% natural y con un acabado más rústico (aunque ya se comercializa también con efecto lacado).

¿Sus ventajas? No huele, y seca muy rápido. Es otra alternativa a la pintura convencional que puedes valorar. ¿Sabes que con ella también puedes pintar muebles, verdad?

<<< NO TE PIERDAS >>>

Reformar el salón con poco dinero y sin obras, con molduras decorativas

Cómo reformar el salón sin obra: comedor con sofá en L a medida y pared con cuarterones de madera pintada de verde.
Nadie puede resistirse al encanto de una pared con listones de madera o molduras. Hay soluciones adhesivas súper fáciles de instalar. Si además rematas la pared con una pintura de otro color, será un cambio radical. Este verde agua es un color atemporal del que no te cansarás nunca. Foto de Spacejoy en Unsplash

Si te gusta el look de esos pisos señoriales con molduras, atrévete a ponerlas en las paredes del salón.

Puedes hacer auténticas composiciones para resaltar la pared de la tele, o como en esta casa, hacer que toda la casa luzca mucho más estilosa gracias a ellas.

Renueva las paredes con papel pintado o stickers adhesivos

Cómo reformar el salón sin obra: salón con papel pintado en color gris con efecto textura.
Los papeles pintados imitando otros materiales son tendencia: simulando piedra, tela, cemento o incluso madera. Foto de Adrian Soworka en Unsplash

El papel pintado es un recurso barato y muy eficaz. Si el color de la pared te va a costar de sacar, ni te lo pienses, busca un papel bonito y haz que el salón pegue un cambio radical con muy poco dinero.

¿Y si me gusta el color blanco, pero me resulta un poco soso?

Puedes poner unos bonitos stickers pegados en la pared. Pegatinas que se ponen o se quitan sin dejar ni rastro y que harán magia en cualquier rincón. Ni te lo pienses si vives en un piso de alquiler.

Renueva el suelo sin obras

Cómo reformar el salón sin obra: salón con suelo vinílico de madera.
Los suelos de madera visten por sí solos cualquier espacio. Foto de David Libeert en Unsplash

Los nuevos suelos vinílicos son ideales para hacer este tipo de proyectos.

Para despistados, ¿qué son los suelos vinílicos?

Son suelos que se pegan sobre el que tienes, o que se instalan con sistema click muy fácilmente. Lo mejor, además del precio, es que no hacen nada de polvo al cortarse y que son súper resistentes.

Echa un vistazo a este proyecto utilizando estos suelos:

¿Y si no me llega el presupuesto para comprar un suelo nuevo?

Siempre puedes hacer un cambio de look instantáneo con alfombras. Usa los modelos más grandes para cubrir el suelo, si te parece horrible el que tienes. O más pequeñas si solo quieres zonificar los espacios y conseguir un extra de estilo.

Más ideas low cost para renovar tu salón sin gastar mucho: cortinas nuevas

Cómo reformar el salón sin obra: salón moderno y pequeño con cortinas ligeras, plantas y muebles con patas de estilo nórdico.
Cubre las cortinas con visillos de algodón y descubre cómo el salón se inunda de luz. ¿Qué te parece esta cucada de salón de estilo nórdico? Foto de Yehleen gaffney en Unsplash

Las cortinas son otro elemento importante a la hora de decorar un salón. Si están desfasadas, o son demasiado opacas, no dejarán que la luz pase bien la luz. Y ya sabes lo importante contar con buena iluminación natural.

Invierte en telas de algodón o de lino, y completa si hace falta con algunos estores enrollables. Aunque nuestras favoritas son las cortinas que se pueden hacer sin coser.

Recuerda:

Renueva el salón con nuevas tapicerías

Cómo reformar el salón sin obra: sofá blanco cubierto con manchas de algodón.
Para cubrir el sofá puedes comprar una funda de sofá (si es un modelo tipo IKEA será bastante fácil) o bien utilizar otros tejidos. Las mantas finas de algodón son ideales pues si se manchan, se pueden lavar rápido en la lavadora, sin tener que desmontar el sofá. Foto de Julie Kwak en Unsplash

Comprar una funda para el sofá nueva puede marcar un antes y un después. Piensa que es el mueble más grande de toda la sala. También puedes encargar un tapizado nuevo para las butacas o las sillas. O incluso atreverte a hacerlo tú.

Hay un montón de tutoriales para cambiar el aspecto de casi cualquier mueble con ideas de bricolaje. Eso sí, ya te avisamos que engancha un montón.

Renueva las lámparas

Cómo reformar el salón sin obra: salón moderno con lámpara de pie clásica restaurada.
Rescata una lámpara del trastero, y haz magia con ella. Una mano de pintura y una pizca de creatividad serán suficientes para conseguir un cambio de look instantáneo. Foto de Beazy en Unsplash

Otra opción muy asequible para no tener que comprar nuevas es renovar las lámparas con pintura o con nuevas pantallas.

Utiliza pintura en spray, en espacios bien ventilados, para conseguir un acabado más perfecto, y saca ideas del post que te vamos a dejar a continuación para que luzcan como nuevas, gastando muy poco, ¡o nada de dinero!

<<< NO TE PIERDAS >>>