Cómo decorar tu casa en colores gris y mint

Maribel Martinez

/

Actualizado

¿Buscas una combinación de colores fresca y elegante para transformar tu casa? Descubre cómo decorar en gris y mint para crear espacios luminosos, relajantes y llenos de estilo. En este post, exploraremos ideas, consejos y sugerencias para integrar esta encantadora paleta de colores en cualquier ambiente. ¡Prepárate para inspirarte y darle a tu hogar un toque moderno y sofisticado con la perfecta armonía entre el gris y el mint!

Decorar en gris y mint: un contraste muy actual

Tenemos muchos recursos para dar calidez a cualquier espacio ya sea minimalista, mediterráneo, clásico, natural, japandi o incluso escandinavo. Sólo hay que saber elegirlos bien. Uno de esos recursos valiosísimos y muy baratos, es sin duda es el color. Si creamos una buena base neutra, trabajando bien la gama de blancos, cremas, grises o piedra, podemos jugar con otros colores más atrevidos en materiales, muebles, textiles o complementos. Y ahí es donde le damos paso a un color que se puso de moda hace algunos años y no nos abandona: el verde mint o verde menta. La gran pregunta es ¿cómo integrar un color tan vital en la decoración de mi casa para que coordine bien? A continuación te doy las claves.

Cómo decorar en color gris y mint o menta: salón de estilo natural.
Sumérgete en la serenidad del gris y el frescor del mint. Fotografía: Shoko Design

Equilibra los tonos: gris y mint

Utiliza el gris como base neutra y el mint como color de acento para crear un equilibrio armonioso en tus espacios. En este caso el gris es el protagonista absoluto de las paredes, la madera para los muebles, y el suave verde aterciopelado cubre el tapizado del sofá poniendo la nota de estilo. ¿Y cómo hacerlo para acertar? Es sencillo: Juega con la proporción. La idea es experimentar con la cantidad de cada color que quieres aplicar. Por ejemplo, puedes hacer como en este salón y elegir un esquema predominantemente gris con toques sutiles de mint, o viceversa. Todo depende del resultado que busques.

Sofás de color menta
Una pizca de mint, un toque de gris y suelos y muebles, de madera: la receta perfecta para la elegancia atemporal. Fotografía: Shoko Design.

Combina luz, materiales y texturas

Mezcla diferentes materiales y texturas para añadir profundidad visual a tu decoración. Una forma fácil de hacerlo es usar textiles suaves en tonos mint y combinarlos con objetos de madera o metal en tonos grises para crear contraste. La iluminación natural puede realzar la frescura del mint y la calidez del gris, pero no dura todo el día, así que no te olvides de diseñar una iluminación cálida para ese momento en que deja de entrar luz por las ventanas. ¿Cómo? Ya sabes, combinando luz general con luz ambiental y focal. Lámparas de pie, o sobremesa, apliques de pared…

Salón de estilo natural con sofás tapizados en verde.
Descubre cómo la armonía de colores puede transformar tu hogar en un oasis de tranquilidad. Fotografía: Shoko Design.

La importancia de los accesorios y detalles

Todos los accesorios y detalles que sumemos a la decoración son los que van a poner la nota de estilo en la estancia. Usa una combinación de tonos gris y mint en las fundas de los cojines, los jarrones, cuadros o lámparas, para añadir un toque de color de manera muy discreta y tremendamente efectiva. Y todo, manteniendo una cohesión visual en toda la decoración del espacio. Una vez más el consejo de «menos es más» es válido a la hora de encontrar el equilibrio. No tengas miedo de adaptar estos consejos a tu propio rollo, tu estilo y preferencias personales. La decoración es al final una forma de expresar cómo somos, ¡así que no te olvides de divertirte con ella!

Ejemplo de colores que combinan con el color gris.
El equilibrio entre la calidez del gris y otros colores con los que hace buen contraste: el secreto de una decoración encantador. Fotografía: Shoko Design.

Más colores que combinan con el gris

El gris es un color versátil que se puede combinar con una muchos otros tonos para crear diversos ambientes y estilos decorativos. Por ejemplo, el gris combinado con tonos neutros como el blanco y el beige puede crear una atmósfera elegante y sofisticada, ideal para espacios minimalistas o contemporáneos. Además, el gris también se puede usar junto a colores más vibrantes como el amarillo o el naranja para añadir un chute de energía y vitalidad a la decoración. Por otro lado, para una estética más suave y relajante, el gris puede mezclarse con tonos pastel como el rosa o el lavanda. Incluso se puede experimentar con contrastes más atrevidos al combinarlo con colores más oscuros como el negro o el azul marino dando como resultado espacios muy sofisticados.

Fotografías y proyectos cortesía de Shoko Design.

Contenido relacionado:

32 comentarios en «Cómo decorar tu casa en colores gris y mint»

  1. Esta casa tiene mil detalles que la hacen especial, empezando por su maravillosa luz. Además de unos muebles bonitos y muy funcionales, tiene unos suelos divinos en toda la casa.
    Me encanta esa zona de trabajo con la pared azul. Los toques mint en la cocina, acertadísimos, y es verdad que aportan más calidez.
    Gracias por compartir. Un beso fuerte y feliz semana!

  2. Pues a mi, me requetechiflan éstos colores! Tengo el recibidor y el pasillo en color gris, el comedor en blanco con una pared en plata, mi habitación en blanco y negro y quiero utilizar el mint en habitación pequeña que es interior y así la iluminaré *_*

  3. No me puede gustar más!
    Esa silla mint le da un toque divertido y de punto de luz.
    Y es que cada mueble me gusta, me los quedaría todos :-D
    Besitos y feliz semana!

  4. Uf, la verdad es que daría para un post entero solo hablar de la maravilla de revestimientos y suelos que ofrece esta casa, verdad? Lo apunto en pendientes. Dentro de nada, le damos una vuelta al tema. Y los muebles, ¿A qué si? son una auténtica chulada. Besitos.

  5. Estoy contigo en todo Isabel, esta casa tiene una luz extraordinaria potenciada sobretodo por el contraste de las paredes y ese mobiliario blanco-madera que explota al máximo ese recurso natural que es la luz. Muchas gracias por tu comentario. Un beso

  6. Además de verdad. Cuando hice el post me deleité en ver las fotos para ilustrar bien el post, pero cuanto más la miro, más ideas me surgen. Es genial, que os pase como a mi, y os sirva para coger ideas. B7s Ana, gracias por venir.

  7. Ains pues yo tengo que ver esa casa tuya!!! Tiene pinta de ser súper auténtica… Y lo de la pared mint, no he visto el resto pero estoy convencida de que te aportará mucha luz. Me cuentas ¿Vale? Un besete.

  8. Cómo te entiendo Neus!! Yo tengo ya todas las sillas en mi comedor, pero estoy pensando en tirarme a la piscina y comprar dos en color mint como las que os enseño. Total, están de rebajas!!! Jajaja. Besitos de vuelta.

  9. Ese baño nos ha dejado a muchas con la boca abierta ¿Verdad? Creo que es muy imitable con algunos cambios. Ahora que me lo has dicho, no sé yo si haré una locura con los míos. Gracias por la visita, un placer.

  10. Muchas gracias Montse! Bienvenida a Pizca. Me alegro mucho de que te guste y te ayude a encontrar inspiración. Por favor, no dejes la url de tu blog en comentarios, a google no le gusta nada. Igualmente, bonito día!!

  11. Pues sí! tan inspiradora que ya tengo claro el color de mi comedor, por fin! Y para la cabecera de la cama no, pero para la pared de la escalera, tengo ya localizados unos papeles de ladrillo geniales. Gracias por este post tan inspirador ;D

  12. A ti, me alegro un montón! Fíjate que yo pinté de blanco hace como 3 meses toda la casa, y ahora al ver esa con unos muebles tan parecidos, estoy con el gusanillo del gris y el mint. Ah y lo del papel, queda súper! Lo he visto en vivo y da el pego estupendamente. Si te animas, me encantaría verlo. Gracias a ti!

  13. Este tipo de decoración lo veo cada dia más en mis proyectos de iluminación. Hace tan sólo 1 semana un cliente me habló de poner iluminación vintage según el estilo escandinavo, porque lo había visto en un blog y le encantó.

Los comentarios están cerrados.