Despacho de estilo nórdico: 10 claves para conseguirlo

Maribel Martinez

/

Actualizado

¿Estás buscando un estilo de decoración para tu despacho que sea moderno, elegante y funcional? Si es así, el estilo nórdico puede ser perfecto para ti. ¡Sigue leyendo para descubrir 10 consejos para amueblar y decorar tu despacho nórdico!



Escoge el lugar perfecto

El estilo nórdico destaca por su neutralidad, por eso es ideal cuando queremos amueblar y decorar un lugar dedicado al teletrabajo. Con piezas de diseño neutro y muy sencillo, se nutre de maderas claras que combinan bien con todos los ambientes.

  • Explícamelo. Puedes dedicar una habitación de tu casa a despacho, o bien destinar un rincón tranquilo y a ser posible, con luz natural, en otra estancia de tu casa. Una prolongación de una librería en el salón, un rincón en tu dormitorio, el hueco de una escalera. Hay mil soluciones para conseguir una auténtica oficina en casa de estilo nórdico, aunque sea en versión reducida.
Foto de James McDonald en Unsplash

Utiliza muebles de madera natural

El estilo nórdico destaca por su simplicidad decorativa. Funcionalidad e ideas prácticas es lo que más reclaman junto a espacios ordenados y limpios. Pocos muebles y a ser posible de madera natural, ambientes muy naturales y atmósferas acogedoras donde destaca sobre todo el color blanco de base, y las maderas más claras sumando mucha calidez.

A la hora de elegir el mobiliario hay dos categorías de objetos que son primordiales: las mesas o escritorios y las sillas de oficina.

La mesa de trabajo o escritorio

Para las primeras te recomendamos escritorios de líneas sencillas de color blanco o combinados con madera clara o en nogal. Los hay con y sin cajones, con patas cónicas, sobre de cristal.

¿Vas a utilizar el ordenador en esta mesa? ¿Necesitas archivar documentos? ¿Dónde lo vas a poner? Al responder a estas preguntas descubrirás qué modelo encaja mejor con ese espacio ideal en que quieres trabajar.

Foto de Michael Soledad en Unsplash


Sillas nórdicas

La mejor compañera de trabajo que puedes tener en casa es una buena silla de escritorio. Con ruedas o sin ellas, altura ajustable, asientos giratorios. El estilo nórdico reclama sillas muy funcionales y cómodas con las que puedas llevar tus proyectos hasta el final.

Los acabados ideales para este estilo combinan colores grises, cremas, rosas y blancos, con estructuras de ruedas del mismo color, o patas de acero acabado en negro. Desde llevar la contabilidad de casa, hasta hacer la compra online o dedicarnos a nuestros proyectos profesionales, escoge un diseño que se adapte a tu espacio.

  • ¿Tienes parquet o un suelo delicado? Recuerda que hay sillas especialmente cuidadosas con los suelos.

Elige una paleta de colores sencilla

Otro aspecto característico del estilo nórdico es la simplicidad. De hecho, se trata de un estilo muy minimalista. Por lo tanto, cuando elijas los colores para tu despacho (no solo de las paredes, también de los muebles o la silla de escritorio) opta por una paleta de colores sencilla.

Los colores neutros como el blanco, el gris y el beige son perfectos para decorar este espacio de trabajo.

Añade algunos toques de color

Aunque la simplicidad es una característica importante del estilo nórdico, esto no significa que tu despacho tenga que ser aburrido. De hecho, puedes añadir algunos toques de color aquí y allá para darle un poco de vida.

Los tonos azules y verdes son particularmente populares en el estilo nórdico.

  • Dónde usarlos. Puedes emplearlos en la tapicería de la silla del escritorio, en la lámpara o flexo que utilices o la alfombra que pongas debajo. Máximo 3 colores, ¡no caigas en el exceso o romperás la armonía!
Foto de Collov Home Design en Unsplash

Opta por la sencillez para amueblar y decorar tu despacho

Como os venimos diciendo, el estilo nórdico es muy minimalista. Por lo tanto, cuando amuebles y decores tu despacho, opta por la simpleza. ¿Qué quiere decir esto? Pues que debes elegir muebles y accesorios que sean funcionales y que no sobrecarguen la estancia. Muebles sin tiradores, escritorios con patas cónicas, acabados con rejilla que dejan pasar la luz… Todo muy simple y muy práctico.



Utiliza textiles naturales

Otro aspecto característico del estilo nórdico es el uso de textiles naturales. Los tejidos de lana, algodón y lino son perfectos para este estilo. Además, puedes usar estos mismos tejidos para hacer tus propios accesorios de decoración, como almohadas, cortinas, tapices de macramé…

Suma plantas y flores

Las plantas y las flores son un elemento esencial de la decoración nórdica. No solo añaden un toque de color y de vida a tu despacho, sino que también pueden mejorar la calidad del aire.

  • Te ayudamos a elegir. Opta por plantas de interior que sean fáciles de cuidar y que te alegren la vista cada vez que levantes la cabeza: hiedra, cactus, suculentas, lengua de tigre… Son algunas de las favoritas para estos espacios.
Foto de Carl Heyerdahl en Unsplash

Exprime las posibilidades de la luz natural

Otro aspecto importante del estilo nórdico es la luz. De hecho, se trata de un estilo muy luminoso y acogedor. A la hora de amueblar y decorar tu despacho, asegúrate de que la luz natural sea una de tus prioridades.

  • Puedes conseguirlo utilizando cortinas o estores más ligeros o añadiendo lámparas de pie con bombillas de bajo consumo.

Añade detalles metálicos

Para darle un toque de elegancia a tu oficina en casa con estilo nórdico, añade algunos detalles metálicos aquí y allá. Los tonos dorados y plateados son particularmente populares, pero también puedes optar por otros metales, como el cobre y el níquel, si te gusta ese aire industrial muy vinculado también al estilo nórdico industrial.

Mantén el orden sin perder de vista la funcionalidad

Y para terminar, ten en cuenta que el estilo nórdico se caracteriza por ser muy ordenado y limpio. Por lo tanto, cuando decores tu despacho, asegúrate de mantener el orden.

  • ¿Cómo? Guardando todo en su lugar y no dejar nada fuera de su sitio. Cajoneras con o sin ruedas, librerías con puertas… Al terminar todo debe quedar recogido y fuera de la vista. Todo muy funcional y práctico.

¿Sigues buscando más consejos para amueblar y decorar tu despacho nórdico? ¡No busques más! ¡Echa un vistazo a todos los ambientes e ideas de clara inspiración escandinava!