Cómo pintar los muebles: 7 errores que debes evitar

Actualizado el

Pintar los muebles es una forma estupenda de darles una segunda vida. Toma nota del proceso, ¡y verás como te piensas dos veces eso de tirar un mueble a la basura!

Una de las formas más rápidas y efectivas de darle un lavado de cara a cualquier mueble es la pintura. Ya lo hacían nuestras abuelas, y ahora con la crisis o las modas, todos nos hemos lanzado otra vez a la aventura de pintar los muebles. Pero, mucho cuidado porque si queremos hacerlo realmente bien y no llorar después pérdidas, hay que seguir unos consejos básicos imprescindibles. Aunque pintar muebles no requiera de ninguna sabiduría especial, es verdad que hay tiene su técnica. Toma nota y ¡presume de muebles!



Pintar los muebles es una forma de renovar muebles viejos.
Fotografía: Lucas Hoang.


Error 1. Comprar un producto de «dudosa» calidad para pintar los muebles

Anuncio



Vamos a ver, si nos estamos ahorrando comprar una mesa, cómoda, silla… nueva ¿por qué limones vamos a comprar una pintura barata que no sabemos el resultado que nos va a dar? Si de verdad quieres hacer este proyecto, compra una pintura específica para este uso (a ser posible de una marca de tu confianza), y siempre asesorándote bien en la tienda sobre si es la pintura más idónea para ese mueble. No es lo mismo una silla de terraza que una mesita para un dormitorio.

Pintar los muebles y darles un nuevo aspecto: muebles tirados en la basura como sillas antiguas.

Tampoco es igual si vas a pintar un mueble de madera, que si lo haces sobre por ejemplo, hierro, formica u otros laminados. Aplicaremos esta misma ciencia incierta (compra bueno, y quedarás contento) para la imprimación y la selladora del final.

Ya sabéis que pintar con pintura a la tiza hace que eliminemos este paso de imprimar y después aplicar selladora. Pero, si la base del mueble es muy oscura o queremos un acabado más profesional, yo no me saltaría ninguno de los dos pasos. Los que se lo perdieron pueden ver lo bien que resultó en mi propia casa pintar puertas con pintura a la tiza. ¡Lo volvería a hacer sin ninguna duda! 

Error 2. Tener prisa por comenzar a pintar los muebles

Después del 1, va el 2 y luego el 3… No te lances a pintar así a la aventura sin preparar antes varias cosas. Una de ellas es la pieza. Si es un mueble que has encontrado en la calle, rastrillo, etc… por favor límpialo bien porque la pintura no va a ser capaz de camuflar toda esa suciedad que trae. Si es una pieza con grasa, manchas o bichitos, con más razón. Por tanto, antes de pintar hay que sanear si hace falta y limpiar a fondo.

Mira cómo se encontró María esa puerta en la calle  y todo lo que hizo en la puerta antes de que luciera así de guapa. De vieja puerta de cristal a original espejo vintage.



Error 3. Descartar la idea de desmontar partes o piezas antes de pintar los muebles

Imagina que es vas a pintar una cajonera con unos bonitos tiradores que quieres conservar tal y como están; o que se trata de una puerta con herrajes y te encantan, pues bien, en ambos caso, vas a terminar antes desmontando la pieza o los accesorios que tapando todo lo que no quieres pintar. ¡Andar desatornillado cosas es siempre un rollo! No te lo niego, pero seguro que si lo haces vas a pintar la pieza con más comodidad y el resultado merecerá la pena.

Error 4. Pintar los muebles con la ropa que llevas puesta

Que si que vas a ir con mucho cuidado y que no te vas a manchar. Eso me lo sé muy bien… Pero te aseguro que por minucioso que seas pintando, no vas a poder evitar el «Chof gotita» y ya tienes el lío. Así que ya sabes. No hace falta que te enfundes en un mono de pintor, pero si que te pongas ropa de trabajo o un buen delantal que absorba las manchas (si las hay). ¡Nunca de plástico porque por donde pases irás manchando!

Error 5. Pasar olímpicamente de la lijadora (y su familia) en todo el proceso de pintar los muebles

Ahora que ya estamos divinos de la muerte y preparados para trabajar es cuando tenemos que darle a la lija y otra vez nos asaltan dudas ¿Lo lijo, no lo lijo? ¿Pero si me han dicho que con esta pintura no hay que lijar? De nuevo para un acabado perfecto y un agarre ideal de la pintura, una mano de lija suave nunca nos viene mal.

Puedes usar una maquinita si la tienes, o sino, comprar papel de lija. El segundo es más pesado de hacer, pero vamos, tampoco nos vamos a morir del esfuerzo. Y luego, entre pasadas, igual también es buena idea volver a lijar, sobre todo cuando se nos ha ido un poco la mano y se ha secado algún «chorritón» poco estético. Una vez termines de lijar, tendrás que retirar el polvo sobrante (acuérdate de hacerlo para no pintar encima). Pasa el trapo o incluso si eres muy perfeccionista recurre a la aspiradora.

Error 6. Tener ansia por pintar los muebles

Por favor, pinta despacio. Pinceladas suaves, lentas y con mimo. Los brochazos déjalos para los artistas, esto es un proyecto personal y como tal tenemos que esforzarnos por dejarlo perfecto. No tengas prisa, más vale 3 manos bien dadas, que 1 ó 2 con un acabado lamentable.

Cada mueble nos va a pedir una dedicación, eso está claro. No es lo mismo pintar un mueble de formica, que lacar muchos antiguos… Siempre siempre tendremos que pintar según las indicaciones del fabricante y respetando los tiempos de secado. ¡No se te ocurra meter el dedo aunque parezca seco! Si en la lata dice 3 horas, ¡Pues 3 horas!



Error 7. Pensar que con pintar los muebles ya lo tenemos todo hecho

Estoy convencida de que lo harás, pero no está de más recordarlo. Hay que mirar bien todos los lados de la pieza para asegurarnos de que no nos hemos dejado ninguna «mentira«. A veces se nos olvida pintar los cantos o las esquinas más difíciles que se suelen dejar para el final. ¡Acuérdate! Y luego está el tema de sellar: Otra vez depende del acabado que quieras y el tipo de pintura que utilices. Desde luego con la cera del final o los barnices, estamos protegiendo a la pieza durante muchos años.

Pintar relaja, es súper gratificante y además nos permite ahorrar un buen dinero si somos capaces de montárnoslo para estrenar muebles sin gastar dinero. Así que, tómate tu tiempo y hazlo bien. ¡Verás como te compensa muchísimo!

Anuncio

2 comentarios en «Cómo pintar los muebles: 7 errores que debes evitar»

  1. Muy buen post para tener en cuenta, que es bien cierto que a veces ponemos el 2 antes que el 1 y al final si no queremos una birria nos cuesta doble tiempo y trabajo, ainsss
    Besote!!!!

Los comentarios están cerrados.