Estanterías con cremalleras y cartelas

Maribel Martinez

/

Actualizado

Las estanterías con cremalleras y cartelas son una solución que hemos visto muchas veces en almacenes, pero que os cuesta de imaginar en casa. Hoy os mostraremos que no solo queda bien, es que puede ser un objeto de decoración más para tu casa, de lo más práctico. 
 
Si tenemos muchos libros en casa y no queremos cargarla con muebles pesados que en una mudanza futura nos pueden pesar en todos los aspectos una buena idea es colocar los libros en estanterías de cremalleras y cartelas. Una idea muy fácil de imitar en casa para la que solo hace falta una pared. 
 

Estanterías con cremalleras y cartelas, ¡una buena solución para tu casa!

Las librerías con cremalleras se adaptan a paredes de todos los estilos, siempre que pongamos los tacos de pared adecuados (el pladur, por ejemplo necesita un tipo de taco distinto al de la pared de obra) y a todos los tamaños. Puede ser una pared ancha o estrecha, baja o incluso como en el caso de este bonito apartamento, con un desnivel pronunciado debido a un techo bajo y abuhardillado. 
 

Este recurso de las librerías con cremalleras se ve mucho en decoraciones de estilo nórdico, pero nos cuesta un poco más verlo en decoración de interiores por aquí. 

Si es un recurso que podemos ver en ferreterías o comercios cuando se quiere compactar el almacenaje en una pared. Pues bien, os propongo que hagáis como en esta casa y utilices este tipo de librerías para decorar vuestras paredes. ¿Sabes que los libros sirven también para insonorizar las paredes? Todo hay que tenerlo en cuenta. 
 
 
Salón de estilo nórdico con estantería de cremalleras
 
 
Dormitorio con cama pegada a la pared y estanterías con cartelas encima de la cama
 
Salón de estilo nórdico con estanterías con cremalleras
 
 
Además de ser súper baratas, las librerías con cartelas se pueden comprar en almacenes tipo Leroy Merlín o incluso en Amazon. 
 
Lo más importante es diseñar bien el conjunto para aprovechar al máximo el espacio disponible. En el salón de esta casa ocupan una pared de arriba abajo en el salón, y toda la parte de arriba de la cama en un dormitorio juvenil. 
 
Dormitorio adolescente con cama adosada a la pared y estanterías de cremallera sobre la cama
 

Este apartamento es un buen ejemplo de cómo exprimir al máximo el espacio y conseguir un resultado espectacular. Desde el salón comedor, a la cocina o los dormitorios, todo está diseñado para disfrutar del espacio, sin que los muebles sean un estorbo. 

En el comedor, la mesa se aproxima a la pared para evitar poner sillas y en su lugar ponen un gran banco, ¡así cabe más gente sentada! Cerca de las ventanas se sitúan las plantas, incluso hay sitio para un pequeño huerto casero con aromáticas. Sobre la cama de matrimonio una bonita manualidad con un completo sistema solar. ¿Quién da más en un espacio tan pequeño?
 

Estoy segura de que os gustará entero, pero os vais a quedar un buen rato mirando las fotos de su espectacular terraza. ¡Y todo aún siendo pequeñita, como el resto de la casa! 

En el alféizar de la ventana y sobre un mueble radiador macetas con plantas aromáticas

 

dormitorio de estilo nórdico con pared gris y muebles de ikea en madera de abedul
 
 
 
Percheros de madera en el dormitorio junto a la cama
 
Dormitorio con mesita de noche de abedul y jarrón encima

 

Dormitorio con manualidad sobre la cama de sistema solar

 

Baño de estilo nórdico con ducha
 
 
Siembra de bulbos en casa
 
Comedor con mesa de abedul y banco adosado a la pared

 

Vista de la cocina desde el comedor

 

Salón con sofá de estilo nórdico con dos cuadros grandes encima

 

Terraza pequeña con asiento volado y mesa y sillas metálicas y plegables
 
Terraza pequeña con iluminación nocturna

 

Vista del comedor, salón y cocina de planta abierta

 

Cocina blanca de estilo nórdico con barra conectada al salón

 

Comedor con banco adosado a la pared

 

Fotografías cortesía: Entrancemakleri