He probado el truco de la toalla para secar la ropa en la lavadora y ¡ni tan mal! Así lo tienes que hacer

Maribel Martinez

/

Actualizado

He probado un montón de trucos virales para secar la ropa o parte de ella y estas son mis conclusiones. ¡Te cuento cómo lo he hecho para que funcione!

Antes de venir a esta casa tenía una secadora que usaba de manera puntual por el tema del consumo. La verdad es que más de una prenda delicada eché a perder por culpa de no leer las etiquetas. Un mal común que les pasa a muchos de los que las usan con normalidad, sobre todo hasta que te das cuenta que hay cosas que no se pueden meter, o que la ropa se va desgastando de una manera que al final se va perdiendo y perdiendo por culpa de usar este aparato. Reconozco que me venía de lujo para hacer la colada de sábanas o de toallas y en una tarde tenerlo todo limpio y seco, pero el gastazo de luz no me compensaba tanto.

Así que por una vez me decidí a probar el truco viral de la toalla enrollada para secar la ropa en la lavadora con ayuda del programa del centrifugado adicional, y te puedo decir que funciona. Aunque eso sí, te tengo que dejar algunas advertencias.



Secar la ropa en la lavadora usando la técnica de la toalla enrollada.

El truco de la toalla enrollada en la lavadora para secar la ropa, ¿funciona?

Resumiendo mucho el tema te puedo adelantar que es una técnica que tiene buenos resultados, pero magia no hace. No sustituye a una secadora ni de lejos, ni se te ocurra usarla como método para secar la ropa de manera habitual. Te lo explico a continuación.

La técnica con la que no conseguí secar la ropa como esperaba

En el primer intento de secar una lavadora pequeña de unos 3 kg con la ropa de deporte de algodón de los chicos, a pesar de usar la técnica de sacar media colada, meter una toalla grande y seca, y enrollar el resto de la ropa dentro, ¡la ropa no se secó ni de lejos! Si había perdido mucha humedad y estaba lista para colgarla en un tendedero plegable y secarse en unas horas.

Secar la ropa en la lavadora usando el botón de centrifugado adicional.

La técnica que sí me funcionó

¿Qué probé entonces? Lo que hice fue reducir la cantidad de ropa y volver a probar con otra toalla seca y grande. Al poner solo un par de pantalones de algodón y 2 sudaderas ligeras sin capucha dentro de la toalla la cosa funcionó mucho mejor. El programa de centrifugado extra de mi lavadora es de 12 minutos, y las revoluciones que escogí fueron 1200. Así conseguí que la ropa saliera lo suficientemente seca como para dejarla fuera del armario la noche anterior en perchas y poder usarla al día siguiente.

Eché de menos ese calorcito y el olor tan agradable de la ropa cuando usas una secadora, y me fastidió bastante que saliera muy arrugada. Y tiene toda la lógica porque no es como en el tambor de la secadora que es amplio y si sacas la ropa en cuanto suena la alarma, ¡puedes evitar planchar incluso los vaqueros!, pero si es verdad que me funcionó para esa emergencia y por eso te lo cuento en este post.

Para terminar, bueno una cuestión de economía. Si vamos a usar la lavadora con esta velocidad de centrifugado y durante más tiempo, al final el consumo también está ahí y hay que contarlo. Mi conclusión es que para secar la ropa de manera habitual no es desde luego aceptable, ni por tiempo, ni por gasto, ni por resultado. Para un problema puntual y muy poca ropa, ¡te puede sacar el del apuro!

Contenido relacionado: