Quemar pellets en mi chimenea de leña. Te cuento mi experiencia

Tomás Olid

/

Actualizado

Aprovecha tu chimenea de leña para quemar pellets y disfrutar de un calor más limpio y sin olores. Las cestas para pellets son un buen invento para quemar este biocombustible aunque no tengas una estufa específica para esto. Te contamos cómo usamos en casa esta cesta para quemar pellets y si de verdad estamos notando algún ahorro.

Ya sabes que los pellets son pequeñas varillas de madera comprimida que se utilizan como combustible para calefacción. Se hacen a partir de residuos de madera, como serrín y virutas , que se comprimen a altas presiones y temperaturas para crear un combustible sólido y denso. Generalmente se usan en estufas de pellets, pero la buena noticia es que también se pueden usar en una chimenea de leña normal con un accesorio adecuado que se llama cesta de pellets o cesta quemador de pellets.

Hacía tiempo que teníamos ganas de probarlo en la chimenea de la casa nueva y este año por fin nos decidimos a comprar una de la marca Imex El Zorro. Es un modelo realmente barato, que no llegó a los 30 euros (24,86€ ahora mismo) y que nos está dando buen resultado.

Ventajas de quemar pellets en chimenea de leña

Para que te hagas una idea de cómo está funcionando, te voy a dejar una lista de las ventajas que hemos notado desde que estamos usando este cajón quemador de pellet.

  1. Mayor eficiencia energética: los pellets tienen una mayor densidad energética que la leña. Queman más lentamente y producen más calor por unidad de peso.
  2. Menor contenido de humedad: los pellets están comprimidos y contienen menos humedad que la leña, lo que significa que se queman de manera más completa y producen mucha menos ceniza. Esto como te imaginarás lo hemos notado también porque no hacen casi ceniza.
  3. Mayor comodidad: Los pellets se pueden almacenar y transportar con mayor facilidad que la leña. Esto los hace ideales para casas como la nuestra (un ático con terraza) en las que se hace complicado almacenar leña. Guardamos los sacos de pellet en el trastero y los armarios empotrados sin problema
  4. Menor impacto ambiental: Que igual no pesa tanto de primeras, pero hay que tenerlo en cuenta. Com sabes, los pellets se fabrican a partir de residuos de la industria maderera, lo que significa que son un combustible renovable y de bajo impacto ambiental.
Cesta quemador de pellets en chimenea abierta, encendida, sobre parrilla para chimenea. Quemar pellets en una chimenea de leña.
No pongas pellet sin consumir sobre el que está ardiendo para evitar humo. Es mejor hacerlo a un lado. Fotografía: Una Pizca de Hogar.

Qué es una cesta quemador de pellets para chimeneas

Una cesta quemador de pellets es, como su propio nombre indica, un accesorio que permite calentar dentro de tu chimenea los pellets de forma segura y limpia. Son bandejas metálicas preparadas para resistir las altas temperaturas y que pueden convertir fácilmente una chimenea o insert (cerrada) o una chimenea abierta en una estufa de pellet muy limpia, y fácil de usar.

Llegados a este punto algunos entonces pensarán, ¿y si uso una cesta metálica no puedo quemar pellets igual? La respuesta es un rotundo no.

Explícamelo. Piensa que la calidad de los materiales y la forma de las cesta quemador de pellets hacen que se distribuya de manera óptima el aire gracias a sus ranuras. De esa forma se consigue una combustión completa y limpia.

Paso a paso para usar una cesta o quemador de pellets

  • Paso 1. Llena la cesta de pellet.
  • Paso 2. Abre el tiro de la chimenea.
  • Paso 3. Agrega una pastilla o líquido de encendido (puedes combinar las dos cosas, cómo has podido ver en nuestro vídeo) y enciéndelo.
  • Paso 4. Pocos minutos después tendrás un fuego vivo que genera muy pocos gramos de ceniza dejando siempre la chimenea limpia.
  • Paso 5. Para añadir más pellet solo tienes que retirar a un lado el que va consumiendo y añadir nuevo al otro lado. Nunca la pongas encima para evitar que haga humo.
  • Paso 6. Protege el suelo de las posibles chispas con un salvachispas y una alfombra ignífuga.
Quemar pellets en una chimenea de leña.
Fotografía: Una Pizca de Hogar.

Nuestra experiencia utilizando la cesta quemador de pellets

Después de usar la cesta toda la temporada de frío en una chimenea de leña abierta la experiencia es muy satisfactoria. Al vivir en un ático, con chimenea, se hace complicado almacenar leña, en cambio el pellet se puede guardar en cualquier lugar limpio y seco (trastero, armarios). Es buena idea comprar pellets de buena calidad cuando baje el precio y almacenarlos en casa, en un lugar limpio y seco, hasta su uso.

Cuando se añade nuevo pellet sobre el que ya ha quemado se genera mucho humo. Para evitarlo, al usar una cesta quemador de pellet coloca todo el biocombustible en un lado, por ejemplo, el fondo de la cesta, y deja espacio delante para añadir una nueva hilera cuando se queme, de forma que solo tenga un punto de contacto para prender. De esa forma, se genera mucho menos humo en el encendido del pellet.

¿Quieres añadir más biocombustible a la cesta quemador de pellets y evitar casi por completo el humo? Prueba entonces a poner una cesta doble quemador de pellets y ve alternando el encendido entre los dos compartimentos. Es súper cómodo (si te cabe este modelo de cesa quemador más grande).

Cuánto pellet consume una chimenea abierta

Gastamos un saco de pellet de 15 kg cada dos días (usando la cesta quemador de pellets) una media de 6 horas diarias. En cuanto al residuo que genera es mínimo. Se podría decir que cabe en la palma de la mano (nada comparado con el de la leña).

  • ¿Y el tema olores? La casa no huele nada, y la llama una vez prende es muy agradable. Además se mantiene caliente con las ascuas durante horas después de dejar de echar nuevo pellet.
  • Qué productos tenemos en casa: Utilizamos el la cesta quemador de pellets pequeña; una parrilla para chimenea, para facilitar la oxigenación y recoger muy rápidamente la poca ceniza que genera; un salvachispas; y una alfombra ignífuga protectora para el parquet.
Contenido relacionado: