La magia del estilo Boho Chic: Transformando un piso con terraza cerca del mar

Maribel Martinez

/

Actualizado

En este exclusivo apartamento de Gijón, donde el estilo boho chic se encuentra con la sofisticación costera, cada detalle ha sido seleccionado para crear un ambiente donde la calidez de los materiales eco-friendly, la riqueza de las texturas naturales y una paleta de colores serenos se entrelazan. Un refugio de elegancia y confort que rinde homenaje a la belleza del mar y la esencia del diseño contemporáneo. ¿Lo vemos?



Hoy quiero compartir con vosotros un proyecto que redefine el concepto de vivienda moderna, transformándola en un acogedor refugio de estilo boho chic donde no existe más regla que la libertad creativa. Situado en Gijón, una ciudad que cautiva con su vibrante historia y su encantador paisaje costero, este apartamento es un verdadero oasis de calidez y originalidad.

La magia del estilo Boho Chic: Transformando un piso con terraza cerca del mar: foto del salón con sofá blanco y mesa baja.
Mesa de centro de ratán de Maisons du Monde. Fotografía Ana Villamañan.

Un Interior que irradia calidez y estilo

Bajo la experta dirección de la arquitecta e interiorista Ana Villamañan, conocida por su habilidad para fusionar estilos y crear espacios que hablan, este hogar ha pasado de ser un triste apartamento frío de obra nueva, a una obra maestra de diseño.

Gijón, famosa por su impresionante playa de San Lorenzo, su animado ambiente en el barrio de Cimavilla, y su rica tradición sidrera, es el escenario perfecto para este hogar.

Aquí, donde las calles rezuman historias de antiguos pescadores y las noches se llenan del sonido de las olas del Cantábrico, hemos encontrado un espacio que encapsula la esencia de la ciudad: una mezcla de tradición y modernidad, de naturaleza y urbanismo.

Estilo Boho Chic: un piso con terraza cerca del mar. Fotografía del salón.
Fotografía Ana Villamañan.

Una paleta cromática que encanta

Ana Villamañan ha sabido captar y plasmar en este proyecto la esencia de Gijón, creando un lugar que no solo refleja el espíritu bohemio y chic de la ciudad, sino que también se convierte en un reflejo de su entorno, un lugar donde cada día es un homenaje a la belleza del mar y la vida en la ciudad. Con su visión única, ha logrado que este apartamento no sea solo un «espacio para vivir«, sino una experiencia que invita a disfrutar de cada rincón, cada textura y cada color, en perfecta armonía con el alma de Gijón.

La magia del estilo Boho Chic: Terrazaa al fondo.
Fotografía Ana Villamañan.


La mano de Villamañan no solo ha transformado este espacio en un reflejo del carácter de Gijón, sino que también ha infundido en él un aire internacional, capturando la esencia del estilo boho chic que tanto caracteriza sus proyectos. En cada habitación, se percibe un equilibrio entre lo local y lo global, entre lo artesanal y lo moderno, creando un diálogo entre los interiores y la rica cultura de la ciudad.

La magia del estilo Boho Chic: Detalle de mesa de fibras naturales vista desde arriba.
Fotografía Ana Villamañan.

Este apartamento, situado a un paso del mar, se convierte en un lienzo donde la historia de Gijón se entrelaza con tendencias de diseño contemporáneas. Ana ha sabido aprovechar la luz natural que baña la costa asturiana, utilizando materiales que reflejan y amplifican esta luminosidad.

La magia del estilo Boho Chic: Cocina de planta alargada al fondo con muebles en color gris.
Fotografía Ana Villamañan.

La madera reciclada, el ratán y las telas de fibras naturales no solo aportan sostenibilidad al proyecto, sino que también traen consigo historias de tierras lejanas, fusionándose con el espíritu viajero y aventurero de la ciudad. Cada elemento seleccionado por la arquitecta e interiorista tiene su razón de ser, desde las cortinas de lino que ondean suavemente con la brisa marina, hasta las lámparas de juncos marinos que evocan recuerdos de las embarcaciones en el puerto antiguo de Gijón.

Sillas de fibras naturales y mesa de comedor de madera con patas de horquilla.
Fotografía Ana Villamañan.

La paleta de colores, con sus beiges suaves, mostazas y verdes botella, no solo crea una atmósfera de calma y serenidad, sino que también rinde homenaje a los paisajes naturales y urbanos de Asturias. Al entrar en este apartamento, lo primero que salta a la vista es su dedicación al estilo boho chic. Este estilo, que evoluciona del bohemio, se caracteriza por su mezcla de colores y texturas, creando un ambiente que rompe con todo lo convencional.

Apartamento de estilo Boho Chic: banco bajo con espejo en el comedor.
Fotografía Ana Villamañan.

Los propietarios han optado por materiales eco-friendly usando madera reciclada, ratán y telas de fibras naturales, creando un espacio que no solo nos encanta desde un punto de vista estético, sino que también es respetuoso con el medio ambiente.

Dormitorio boho con cama de madera y paredes pintadas efecto arena.
Fotografía Ana Villamañan.

La paleta de colores del apartamento no es fruto de la casualidad, detrás hay un estudio en equilibrio y belleza. Por ejemplo: en el dormitorio, predominan los beiges suaves y los textiles de lino en color teja, creando un ambiente sereno y apacible que invita a relajarse. ¿Lo sientes? Por otro lado, la sala de estar se atreve con una paleta más audaz, incorporando tonos mostaza, granate, rosa palo o verde botella, complementados con cortinas de lino y estores en tonos beige.



Cuarto de baño pequeño con lavabo a medida y espejo de fibras. Estanterías con tela de gallinero.
Fotografía Ana Villamañan.

Cada espacio del apartamento cuenta con detalles únicos que añaden un toque de personalidad. En el baño, por ejemplo, encontramos muebles de madera recuperada con elementos tan singulares como redes de gallinero, ofreciendo un contraste sorprendente con las encimeras pulidas. Además, elementos en ratán y mimbre, como cestos y el espejo de fibras naturales, complementan el espacio, convirtiéndolo en un spa de lujo en formato mini.

Sillón de ratán en una esquina del dormitorio.
Fotografía Ana Villamañan.

Un pequeño paraíso al aire libre

Y por si no fuera bastante con todo lo que este apartamento boho chic ofrece, cuenta con una amplia terraza (¡que maravilla!) dividida en dos zonas: un área de comedor y un espacio de relax con sofá de exteriores y sillas colgantes de ratán sintético. Y aquí es donde el color juega un papel protagonista, con tonalidades cálidas que van desde el rosa nude hasta el burdeos, pasando por el terracota.

Gran terraza con mesa con patas de madera y tapa de mármol blanco.
Fotografía Ana Villamañan.

Como dice Ana: «¿Quién dijo que no puedes tener un pedacito de paraíso en tu propia terraza urbana? El diseño de interiores no se limita al interior de tu hogar, ¡también podemos crear rincones mágicos al aire libre!⁣». Reconozco que me he quedado prendada de la gran mesa de centro, los tiestos clásicos de terracota con su puntito vintage y toda esa vegetación salvaje que mezcla lo tropical con plantas aromáticas.

Zona de sofás en la terraza de estilo boho.
Sillas colgantes de Mister Wils. Fotografía Ana Villamañan.

Y como detalle, Ana también nos cuenta la aportación de los propietarios al estilismo. Algo fundamental para que nuestro hogar tenga esa «Pizca» de nosotros que nos define. Fíjate en las paredes del dormitorio, se han pintado en color arena en homenaje a la playa, ¡tan cercana! Tampoco faltan los recuerdos de viajes de los propietarios sumando un toque de exotismo y personalidad a esta «cucada de apartamento» al que no le falta detalle. ¿Dónde quedó ese apartamento de frío de obra nueva? ¡Nada que ver!

Y para terminar algo que seguro que los fanáticos de la deco seguro que ya han detectado, pero que estoy segura de que os puede venir bien si os ha gustado el «rollito boho» de este apartamento. En este proyecto descubrimos piezas de tiendas online como Kave Home, Hannun, Tikamoon, Famaliving, La Capinteria2.0, y también IKEA, aportando cada una su esencia única al diseño de la arquitecta e interiorista.


Fotografías e información del proyecto cortesía Ana Villamañan.