¿En qué se diferencian los manteles resinados de los hules?

Maribel Martinez

/

Actualizado

Conscientes de que la vida hay que hacerla fácil y de que no se puede estar lavando continuamente manteles, las fórmulas anti manchas han ido ganando terreno en todo lo relativo a vestir la mesa. Pero… ¿Tienes idea de la diferencia que hay entre un mantel plastificado tipo hule y los nuevos manteles resinados? La gran diferencia es el material con el que están hechos. Los hules son de plástico, los manteles resinados se hacen con lino o algodón y se recubren con un material que los hace impermeables y por eso, estéticamente mucho más bonitos.

¿Por qué usar manteles resinados antimanchas individuales en lugar de un hule de toda la vida?

Es obvio ¿no? Da una rabia terrible poner una mesa preciosa y descubrir una mancha en el último momento. También duele después cuando te dispones a recoger satisfecho de cómo ha ido la comida y descubres una mancha resistente oculta debajo de alguna servilleta. ¡Qué fastidio tratar esa mancha antes de meter el mantel en la lavadora! 

Por eso las soluciones anti manchas son las que primero buscamos cuando queremos disfrutar de una mesa bonita todos los días. Lo hacemos pensando en que repelen los líquidos que puedan caer (algo habitual), en que son súper fáciles de limpiar pasando simplemente un paño húmedo; y que su mantenimiento es prácticamente ninguno porque no se tienen que lavar en la lavadora, ni planchar porque no se arrugan… 

El tema es ¿esto nos encamina directamente a tener que usar siempre un hule o mantel de plástico? ¡No! Para nada. Hoy contamos con manteles antimanchas individuales resinados igual de cómodos que los clásicos de plástico pero con un tacto y apariencia muy similar a los clásicos de tela. Son manteles de lino o algodón recubiertos con una capa de resina o teflón que los impermeabiliza y consigue ese aspecto de mantel de toda la vida que nos encanta.

Puedes encontrar manteles resinados de diferentes tipos de tela (no se nota apenas la diferencia con un mantel convencional) Tienen manteles antimanchas individuales efecto madera, mármol, rafia, granito y todos los colores y combinaciones que imagines. 

Mantel resinado individual
Maribel Martínez Una Pizca de Hogar.

Además de la capa antimanchas superior que recubre el individual permitiendo utilizarlo en diversas ocasiones, tiene una capa central de algodón reciclado con un aspecto agradable y elegante que nada tienen que ver con la lámina de material plástico de cualquier hule.

Diferencias entre hules y manteles resinados individuales

Tanto unos como los otros pueden lavarse rápidamente con un producto desinfectante y una bayeta. No necesitan plancharse para que el aspecto sea el adecuado, pero en el caso del mantel resinado si podemos planchar periódicamente la capa antimanchas para prolongar sus propiedades. Ojo, hemos dicho la capa antimanchas y no la antideslizante ¡Qué nos conocemos…! 

Muchos de estos manteles antimanchas individuales tienen una capa antideslizante en el reverso que los fija cómodamente a la mesa. Así los puedes usar en la terraza sin miedo a que se vuelen y limpiar con una sola mano con un paño húmedo sin temor a arrugarlo.  Puedes ver bien esta capa en la foto siguiente… 

Manteles resinados.
Mantel resinado. Fotografía Maribel Martínez para Una Pizca de Hogar.

Además sirven para mesas de todos los tamaños, grandes, pequeñas, cuadradas, redondas… Pues podrás poner tantos manteles antimanchas individuales como invitados tengas en tu mesa. 

Nosotros los hemos estado probando en la mesa del comedor como en la pequeñita de la cocina, y la verdad que resultan súper prácticos de la mañana a la noche. Desde la mancha de cacao de la cucharilla hasta la gotita de ketchup que siempre sale disparada. Los manteles antimanchas individuales son una forma estupenda de vestir la mesa a todo color en tu día a día de una forma práctica a la vez que bonita. Y todo además con los colores que más te gusten, rayas, topos o estampado tartán. Grises, verdes, rosados… ¿Con qué color la vestirías tú?