¿Pintar el techo de color negro? Ideas y consejos clave para acertar

Maribel Martinez

/

Actualizado

Pintar el techo de color negro es una solución rápida, efectiva y económica para dar un plus de estilo casi instantáneo a nuestro hogar. Sin embargo un color con tanta fuerza visual hay que tratarlo con sumo cuidado si no queremos meter la pata con él. En este post te enseñaremos a elegir la mejor pintura, cómo hacerlo para no manchar la pared y más consejos para que al mirar hacia arriba y ver tu techo negro, ¡todos alucinen!



¿Por qué pintar el techo de color negro?

Cuando elegimos la pintura para el techo normalmente elegimos colores claros. ¿De qué color se puede pintar un techo? La carta de colores es inmensa, pero casi siempre gana por una mayoría aplastante el color blanco. Solo algunos pocos se atreven con tonos piedras o beiges y es algo normal porque el blanco es un color que amplía visualmente los espacios y que además contribuye a iluminarlos casi de forma mágica. Lo que no sabemos cuando elegimos pintar de color blanco es que estamos perdiendo la oportunidad de darle un plus de estilizo a una habitación de una forma muy rápida, económica y práctica.

¿Y qué pasa si pinto el techo de oscuro? Pues que puedes hacer literalmente, «magia». Utilizar este color en techos altos (o un poco más altos de lo habitual) puede ser una excelente manera de hacer que visualmente el techo baje, y eso siempre es una ventaja. ¡Pero hay más! Algunas de las razones para pintar un techo de negro son resaltarlo dentro de la decoración de la estancia, crear efectos visuales como acortar una habitación demasiado larga, bajar la altura o crear sensación de profundidad.

Salón de estilo clásico y techos altos. Techos pintados de color negro.
En este salón el techo demasiado alto se pinta de color negro y se prolonga el mismo color en la parte más alta de la pared con una franja del mismo color. Así consiguen que visualmente se vea más bajo y en consecuencia un espacio más equilibrado. Descubrimos esta foto en Pinterest (avísanos si sabes su fuente original)

Sólo hay que fijarse en algunos ejemplos en Pinterest o cualquier otra red social para darse cuenta de que esta quinta pared puede convertirse en la protagonista absoluta de la estancia. Cocinas, baños, dormitorios, salones o incluso pasillos… El color negro de los techos no conoce de ningún límite espacial. Se puede usar en estancias de todo tipo tanto en color sólido como usando otras técnicas de pintura, como degradados o fundidos.

Pintar el techo de color negro para bajar su altura en un salón con escalera.
Techo de color negro: El techo altísimo en este salón abuhardillado con escalera rebaja su altura con el techo pintado de negro y revestido con molduras decorativas. Fotografía vista en Pinterest


¿Qué cosas has de tener en cuenta antes de pintar un techo de color negro?

La principal es la altura de la habitación. Piensa que al pintar el techo de un color tan oscuro, visualmente vamos a acercarlo al suelo. Por tanto, no hay problema en utilizarlo por ejemplo en un dormitorio con el techo a la altura estándar. Lo que no te recomendamos es recargar la habitación de muebles. Si pintas el techo de negro huye de una decoración recargada.

Baño techo negro: Pintar el techo en el baño para bajar el techo.
En ese baño con techo negro se consigue bajar la altura y al mismo tiempo crear una armonía visual con la junta de los azulejos rellena también con pasta de color negra. Descubrimos también esta foto en Pinterest


Dentro del color negro hay muchos matices

Vale, ya te has decidido a pintar el techo de un color oscuro, pero antes de ir directo a por la pintura negra, valora todas las alternativas de color oscuro que puedes aplicar. Dependiendo de donde compréis la pintura quizás tengáis a vuestra disposición algún simulador de color para haceros a la idea del tono escogido. Parece una tontería pero no es para nada igual un techo 100% negro, que uno color humo o azul muy oscuro (por ejemplo).

Apartamento moderno con cocina de planta abierta y salón con techos de color negro.
En este apartamento el techo cobra un papel protagonista diferenciando la zona de la cocina de la de relax o descanso. Fotografía y proyecto Galeriadaarquitectura.

También puedes valorar la opción de un bonito papel pintado de color negro. Te sorprenderá seguro saber que en nuestra casa, este salón minimalista estaba decorado con un papel pintado de color negro que cubría también parte del techo (que no es ni para nada alto). Así que seguimos usando el color negro, pero de otra forma: muebles y accesorios decorativos que equilibran el resto de muebles de madera natural.

¿Qué tipo de pintura se usa para pintar el techo?

La pintura escogida para techos es la misma que para las paredes, pintura plástica y lavable a ser posible mate para que no se vean los defectos. Además, si es un techo muy alto lo que interesa es que no necesite demasiadas manos, por aquello de la complicación de pintar arriba, por eso, una pintura monocapa suele ser una excelente opción.

Techo de color negro con tiras de focos de luz.
El techo cobra un papel protagonista actuando como elemento separador entre la zona de la cocina y la de relax en este apartamento moderno. Proyecto y fotografía: Galeriadaarquitectura.

Otro tema es el proceso a seguir porque si vas a pintar el techo de negro y las paredes de blanco quizás te estés preguntando, ¿qué se debe pintar primero, el techo o las paredes? Por mucho cuidado que tengas, y usando siempre cinta de pintor en el borde para no manchar la pared, siempre salpica algo de pintura, incluso la monocapa o más densa, por eso si vas a pintar el techo de negro, empieza por aquí y luego pinta las paredes. Ah y un truco extra para que la pintura no se vaya con la cinta: ¡retírala antes de que seque del todo!

Así que ya ves, hay muchas y buenas razones para pintar el techo de color negro, pero no es para todo el mundo ni todos los ambientes.

Foto de portada Sanjeev Nagaraj en Unsplash