¿Qué es mejor relleno nórdico o edredón?

Maribel Martinez

/

Actualizado

¿Estás indecisa sobre qué tipo de ropa de cama deberías comprar para tu cama? Si es así, has llegado al lugar correcto. A continuación, analizaremos las ventajas e inconvenientes de un relleno nórdico (o funda nórdica) y un edredón de toda la vida, para que puedas tomar la mejor decisión para tu cama, la de los niños e incluso la cuna del peque.

¿Cuál es la diferencia entre una funda nórdica y un edredón? Una funda nórdica es simplemente una funda para el relleno que se usa en los países nórdicos. En general, están hechas de tela de algodón y tienen un relleno de plumas o de fibra sintética. Lisas, estampadas, con botones, cremallera, velcro. Hay un mundo de posibilidades. Los edredones, por otro lado, son un poco más gruesos y están llenos de plumas o de una mezcla de plumas y fibra sintética. En general, son más populares en los países del sur de Europa.



Mujer acostada en una cama vestida con una funda nórdica.
¿Qué relleno nórdico abriga más? Son preguntas que vamos a intentar responder en este post para que aciertes al vestir tu cama en invierno.

Ventajas de de usar un relleno nórdico o funda nórdica

Las fundas nórdicas tienen una serie de ventajas que han hecho que en los últimos años muchas camas se abriguen con ellos:

  • En primer lugar, son más ligeras que los edredones, por lo que son más fáciles de lavar y secar.
  • También son más fáciles de limpiar, ya que el relleno suele ser de plumas o de fibra sintética, que no retienen la suciedad de la misma manera que las plumas.
  • Además, las fundas nórdicas son más fáciles de doblar y guardar, por lo que son una buena opción si tienes poco espacio para guardar tu ropa de cama. El relleno se puede meter en una bolsa al vacío que no ocupa nada, y la funda se puede doblar hasta ocupar el mínimo espacio. Con un relleno y 3 fundas tienes más que suficiente.
  • La funda nórdica se puede usar en verano, sin el relleno nórdico, o con uno muy ligero si se trata de una zona donde por la noche refresca.

Inconvenientes de las fundas nórdicas

Parece que sean la solución ideal para todas las camas, pero no te despistes porque también tienen algunos inconvenientes:

  • Los principales inconvenientes de las fundas nórdicas son que son complicadas de poner. A menudo se mueven y parece que siempre estamos poniendo bien la cama. Nada que no se pueda solucionar con un relleno de los que incluyen gomas para fijarse al colchón.
  • Elegir el tamaño adecuado para la cama y el tipo de relleno también genera algunas dudas (más abajo te explico en qué te debes fijar para acertar).
  • El relleno nórdico a veces no cabe en la lavadora teniendo que recurrir a ese amigo que compró una lavadora enorme, a las lavadoras de monedas o a la tintorería.
  • Si no se seca bien y se guarda coge muy pronto humedad, y mal olor.

Ventajas de usar un edredón de cama

Los edredones son la opción de toda la vida. Estas son sus ventajas respecto a las fundas nórdicas:

  • En primer lugar, pueden ser muy calientes, por lo que son mejores para los días fríos de invierno.
  • También son fáciles de lavar, ya que la mayoría de los edredones tienen una funda de algodón que se puede quitar y lavar por separado del relleno.
  • Los edredones son fáciles de doblar y guardar, sobre todo si te acostumbras a dejarlos limpios y bien secos, dentro de una bolsa cerrada al vacío.
  • Visten más en la cama. Se quedan perfectos y eso hace que estéticamente tengamos la sensación agradable de ver una cama bien hecha.

Inconvenientes de los edredones

Los edredones tienen algunos inconvenientes que han hecho que los nórdicos les tomaran ventaja durante los últimos años:

  • En primer lugar, son más pesados ​​y eso hace que en la cama uno tenga la sensación de que tiene algo muy pesado encima que no te deja moverte.
  • Muchas veces no dejan transpirar bien al cuerpo y esto hace que se sude en la cama.
  • Muchos no son desenfundables y por eso cuesta una barbaridad lavarlos en la lavadora, y más secarlos. Teniendo que recurrir a la tintorería.
  • Además, los edredones pueden ser difíciles de guardar al ser muy voluminosos. A no ser que tengas un buen armario para ropa de cama o que se practique la técnica de guardar ropa al vacío.
  • Los edredones no se pueden usar en verano, el relleno de las fundas sí.

¿Cuál es mejor para ti?

En última instancia, la mejor opción para ti depende de tus necesidades. Si necesitas una opción que te mantenga caliente en invierno, deje la cama perfecta e impecable, entonces un edredón probablemente sea mejor para ti. Si por el contrario buscas una opción más ligera y fácil de limpiar y de secar, entonces una funda nórdica es lo que necesitas. Hazte con distintos rellenos y fundas para adaptar tu cama a las 4 estaciones del año.



¿Funda nórdica o edredón para la cama de los niños?

Los niños dan muchas vueltas en la cama y suelen sudar por la noche. Para que no pasen tanto calor y puedas controlar mejor su temperatura corporal lo mejor es apostar por una funda nórdica. Piensa que así podrás lavarla a menudo, y que para ellos será casi un juego hacer la cama con solo estirar la funda, incluso cuando duermen en literas.

Si vas a comprar una funda nórdica que sea con cremallera y pensanda niños, ¡y verás cómo no se destapan en toda la noche!

De todas formas si te gusta el efecto de una cama bien hecha y más clásica, también puedes poner un edredón fino o una colcha, combinado con un relleno nórdico. Así por el día la cama estará perfecta, y por la noche, solo con retirar esa colcha hacia atrás, ¡también!

Cómo elegir la medida de una funda nórdica

Hay muchos tamaños de cama, y cada uno necesita una funda nórdica de tamaño adecuado para mantenerse caliente y cómodo. ¿Qué pasa si no compras la funda nórdica adecuada? Pues que puedes terminar con una que no se ajuste bien, o que deje partes de tu cuerpo expuestas al frío, ¡y eso da más que rabia cuando baja mucho la temperatura! Aquí tienes una lista de los tamaños de cama más comunes y el tamaño de funda nórdica que necesitarás para cada uno:

  • Cama individual: 90 x 190 cm o 90 x 200 cm. Las fundas nórdicas para estas camas suelen ser de 90 x 190 cm o 90 x 200 cm.
  • Cama doble: 135 x 190 cm o 135 x 200 cm. Las fundas nórdicas para estas camas suelen ser de 135 x 190 cm o 135 x 200 cm.
  • Cama de matrimonio: 150 x 200 cm. Las fundas nórdicas para estas camas suelen ser de 150 x 200 cm.
  • Cama king size: 180 x 200 cm. Las fundas nórdicas para estas camas suelen ser de 180 x 200 cm.
  • Cama super king size: 200 x 200 cm. Las fundas nórdicas para estas camas suelen ser de 200 x 200 cm.

¿Sigues sin tenerlo claro? Descuida hay un truco más: puedes medir tu cama y comparar las medidas con las de la funda nórdica. De esta forma, podrás asegurarte de que la funda nórdica se ajustará bien a tu cama y te mantendrá caliente y cómodo ¡toda la noche!



¿Cómo elegir un relleno nórdico y acertar para no pasar frío ni calor, ni sufrir con alergias?

Los edredones nórdicos son una excelente opción para mantenerte abrigado durante el invierno. A diferencia de las mantas convencionales, estos mantienen el calor debido a su diseño especial. Los nórdicos están llenos de plumas o fibras sintéticas y están envueltos en una tela exterior resistente. Esto hace que sean más pesados y duraderos que una manta convencional.

Edredón nórdico de plumas

Están llenos de plumas de ganso o de pato, lo que les proporciona una sensación muy suave y acogedora. Sin embargo, debido a que las plumas se mueven, pueden ser un poco incómodos para algunas personas. Además, las plumas pueden escapar del edredón nórdico y acumularse en la ropa de cama. Si eres alérgico a las plumas, desde luego este no es el tipo de edredón nórdico adecuado para ti. Son rellenos que se suele aconsejar lavar en la tintorería. ¡Cuestan muchísimo de secar!

Edredón nórdico de fibras sintéticas

Están llenos de poliéster. Estas fibras imitan las plumas y proporcionan una sensación similar, pero son a su favor juega que son mucho más consistentes, ¡y no se mueven tanto! Si eres alérgico a las plumas, este es el tipo de edredón nórdico que debes buscar. Muchos se pueden lavar en la lavadora de casa a 60 grados para no tener ningún problema con la limpieza.

Edredón nórdico de lana

Se rellenan de lana de oveja. Esta es una fibra muy suave y cálida, pero puede ser algo costosa. No se venden a penas por resultar bastante delicados de lavar y mantener. Tampoco los mires si tienes alergia.



Edredón nórdico de algodón

Este es un material muy suave y cómodo, pero no es tan cálido como las otras opciones. Si buscas un edredón nórdico para usar en las noches frescas de verano o en climas cálidos, este es el adecuado para ti.

Recuerda que si eres alérgico a las plumas o al pelo de los animales, debes buscar un edredón nórdico hipoalergénico de fibras sintéticas o de algodón (aunque seguro que eso ya lo sabes).


LECTURA RECOMENDADA: Os recomendamos leer este artículo de la unidad de alergia infantil del Hospital La Fe de Valencia, sobre cómo abrigar las camas de las personas con alergia, a nosotros que tenemos un alérgico a los ácaros del polvo nos funcionaron de lujo sus consejos.