Bizcocho de Nata Casero: Una Delicia Esponjosa para Tu Merienda

Actualizado el

El arte de la repostería es mágico. Transforma simples ingredientes en exquisitos manjares que deleitan nuestro paladar. Uno de estos deliciosos postres, que ha conquistado a generaciones, es el tradicional bizcocho de nata. Con su textura suave y esponjosa, se ha convertido en el protagonista de muchas mesas de merienda. En este post, te revelaré una receta familiar que te ayudará a preparar un auténtico bizcocho de nata casero. Y no te preocupes, es una receta fácil y paso a paso, perfecta tanto para novatos como para expertos en la cocina.



Bizcocho de nata casero: receta paso a paso

Ingredientes:

  • 200 ml de nata para montar (crema de leche)
  • 200 gramos de azúcar
  • 3 huevos
  • 300 gramos de harina de trigo
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • Azúcar glas (opcional, para decorar)

Paso a Paso:

  1. Preparación del horno: Antes de comenzar, precalienta el horno a 180°C. Mientras se calienta, puedes aprovechar para engrasar y enharinar un molde para bizcocho.
  2. Mezclar la nata y el azúcar: En un bol grande, vierte la nata y añade el azúcar. Remueve bien hasta que el azúcar se haya disuelto por completo en la nata.
  3. Incorpora los huevos: Uno a uno, añade los huevos, asegurándote de batir bien la mezcla después de cada adición.
  4. Agregar ingredientes secos: Tamiza la harina junto con la levadura y la sal. Incorpóralos poco a poco a la mezcla anterior, removiendo suavemente hasta obtener una masa homogénea.
  5. Hornear: Vierte la masa en el molde previamente preparado y lleva al horno durante 30-35 minutos o hasta que, al insertar un palillo, éste salga limpio.
  6. Enfriar y servir: Una vez cocido, retira el bizcocho del horno y déjalo enfriar antes de desmoldar. Puedes espolvorear con azúcar glas para darle un toque final y delicioso.


Este bizcocho es perfecto para disfrutar durante la merienda, acompañado de una taza de té o café. Su sabor suave y cremoso se debe a la nata, que también le otorga esa textura esponjosa tan característica.


  • ¿Por qué este bizcocho de nata casero es tan especial? Su tradición se remonta a las recetas familiares que han pasado de generación en generación. Es un dulce que evoca recuerdos de tardes compartidas, risas y conversaciones en torno a una mesa. Es esa pieza de repostería que nunca falta en celebraciones o encuentros familiares.

Consejo: Si deseas darle un giro a esta receta, puedes añadirle frutas frescas, como fresas o arándanos, o incluso incorporar chips de chocolate o nueces.

La base del bizcocho de nata es tan versátil que permite múltiples variaciones.


Con qué acompañar el bizcocho de nata

El bizcocho de nata casero es una delicia por sí solo, pero si estás buscando maneras de realzar su sabor o de convertirlo en una experiencia culinaria más completa, aquí tienes algunas sugerencias para acompañarlo:

  1. Bebidas:
    • : Ya sea negro, verde, de frutas o de hierbas, una buena taza de té es el compañero perfecto para cualquier bizcocho.
    • Café: Ya sea solo, con leche o incluso un cappuccino, el café complementa el sabor cremoso del bizcocho.
    • Chocolate caliente: Especialmente en los días fríos, un chocolate caliente puede ser el acompañante ideal.
  2. Lácteos y Cremas:
    • Nata montada: Una buena porción de nata montada al lado o encima del bizcocho puede ser deliciosa.
    • Yogur: Ya sea natural o con sabor, el yogur puede ofrecer un contraste refrescante al dulzor del bizcocho.
    • Helado: Una bola de helado de vainilla, fresa, chocolate o cualquier otro sabor es una elección decadente.
  3. Frutas:
    • Frutas frescas: Rodajas de fresa, arándanos, kiwi, plátano o cualquier fruta de tu elección puede añadir frescura y color al plato.
    • Compotas y mermeladas: Una buena mermelada de frutas o una compota caliente puede ser el acompañante perfecto.
  4. Salsas:
    • Coulis: Salsas de frutas como el coulis de fresa, frambuesa o mango.
    • Caramelo: Una salsa de caramelo caliente o incluso salado puede ser deliciosa.
    • Chocolate fundido: Si eres un amante del chocolate, esto es para ti.
  5. Otros:
    • Frutos secos: Almendras laminadas, nueces o pistachos tostados pueden añadir un crujido delicioso.
    • Galletas: Romper algunas galletas de mantequilla o galletas con chispas de chocolate puede añadir una textura interesante.


Experimentar es clave. Puedes probar diferentes combinaciones según lo que tengas en casa o según lo que más te apetezca en el momento. Sea lo que sea que elijas, asegúrate de disfrutar cada bocado de tu delicioso bizcocho de nata casero. ¡Buen provecho!


elaboración bizcocho hecha por un niño

bizcocho de nata abierto
frambuesas en las manos
bizcocho de nata recién horneado sobre rejilla
Bizcocho de nata con sirope de frambuesas

En conclusión, no hay nada como la satisfacción de hornear tu propio postre. La casa se llena de un aroma dulce y acogedor, y sabes que, al final del tiempo de cocción, tendrás una delicia esperándote. Así que, ya sea para una ocasión especial o simplemente para darte un capricho cualquier tarde, este bizcocho de nata casero es la opción perfecta.

Espero que esta receta te anime a experimentar en la cocina y a compartir momentos dulces con tus seres queridos. ¡Hasta la próxima receta!


Te puede venir bien:

Bizcocho de Nata Casero: Una Delicia Esponjosa para Tu Merienda

Russell Hobbs Batidora, amasadora con 2 varillas. Precio: 21,99€ en Amazon.


Investigamos, probamos y recomendamos los mejores productos y servicios de manera libre y totalmente independiente. Así que si haces una compra a través de los enlaces Una Pizca de Hogar puede recibir una comisión. Consulta la política de privacidad si quieres saber más.



ÚLTIMOS ARTÍCULOS

NUESTROS TUTORIALES

COMPRAS

22 comentarios en «Bizcocho de Nata Casero: Una Delicia Esponjosa para Tu Merienda»

  1. Está genial! El bizcochazo súper buena pinta pero…..me quedo con las fotos, son una chulada! Me encanta! Qué suerte tenemos las que tenemos ayuda en la cocina 😉 disfrutan tanto! Eso sí….luego lo que dices…..hay que meterles también el gusanillo del fregoteo en el cuerpo!! Jejejeje…..un besazo guapetona y a disfrutar del finde!

  2. Madre mia Maribel!, creo que he engordado 5kg solo con ver las imagenes, pero que buena pinta!!!!, me encanta, además los bizcochos es uno de mis postres preferidos asi que, te tomo la receta!.
    Feliz fin de seman!

  3. Tú te das cuenta de la forma en que nos estás tentando con esta receta??? ay madre mía qué rico debe estar ese pedazo de bizcocho de nata y con sirope no me lo quiero imaginar!!!!
    Qué lindo tu hijo ahí preparando el bizcocho jijijijij, me he imaginado la situación y con las fotos tan bien hechas, me ha hecho una gracia increíble ver sus manitas. Y pescando la yema con la espumadera jajajajaj, no tiene desperdicio vamos.
    En cuanto pueda veo el vídeo, chica, por si nos faltaba poco con la receta y las fotos, nos haces un vídeo!!!!! qué pedazo de mami estás hecha, dándole el gusto a tu hijo por comer bizcocho.
    Besitos y buen fin de semana!!!

  4. Jajajaja!!! Pues la verdad que no fue a posta. El niño quería participar y no tuve más remedio que dejarlo y a ver qué sale. Intenté hacer las fotos normales pero no había forma porque metía los dedos… Jajajaja!!! Ojalá ojalá fuera lo que dices, pero las mamis siempre estamos aprendiendo.
    Muchas gracias por todo lo que me dices, me has emocionado y todo!!!
    Besitos y buen domingo!!!

Los comentarios están cerrados.