Roscos fritos de la abuela: ¡la receta de mi abuela Maravillas!

Maribel Martinez

/

Actualizado

Sumérgete en el delicioso mundo de la repostería casera con esta tradicional receta de roscos fritos de la abuela en este caso, ¡la mía! Este post te llevará de vuelta a los sabores auténticos de la infancia, donde cada bocado de estos roscos caseros evoca recuerdos de tardes en la cocina familiar. Aprende el paso a paso para recrear esta delicia, un clásico que ha pasado de generación en generación, y descubre los secretos para conseguir ese sabor único que solo los roscos fritos de la abuela pueden ofrecer.



Roscos fritos de la abuela receta casera.

Descubriendo los Secretos de los Roscos Fritos de la Abuela

En el corazón de la repostería casera, los roscos fritos ocupan un lugar especial. Estas delicias, conocidas cariñosamente como roscos fritos de la abuela, son más que un simple postre; son un legado de amor y tradición. Cada familia tiene su versión, pero todos comparten una esencia común: la simplicidad y el sabor auténtico.

Estos roscos fritos tradicionales no solo son un favorito durante la Semana Santa, sino que también son un dulce perfecto para cualquier ocasión. A través de esta receta clásica, te quiero enseñar los pasos esenciales para crear estos dulces caseros, desde los ingredientes hasta los secretos para freírlos a la perfección.

Ya sabéis que yo soy valenciana y aquí se estilan más otro tipo de dulces en Pascuas, pero en mi familia tenemos también sangre andaluza y allí estos roscos son el pan nuestro de cada día en muchos hogares. Verás ahora cuando te cuente la receta que esta se mide en su mayoría en cucharadas soperas. Esto es debido a que las madres de entonces no tenían como ahora instrumentos precisos para medir los ingredientes de las recetas. De madres a hijas iba pasando un recetario que pocas veces se escribía pues todo se medía en enteros, mitades o cucharadas. 

Como anécdota te contaré que estos que ves en la foto están hechos por mi abuela (83 años). Se levantó a las 6 de la mañana para hacerlos ella solita en su casa (vive sola) y sorprendernos así a la hora de la comida con sus típicos roscos. ¡La cubrimos de flores! Aunque también se llevó una regañina por hacer estas cosas, que son muchos años ya. En homenaje a la única abuela que me queda, aquí va la receta original de los roscos fritos de la abuela Maravillas, ¡súper tiernos y esponjosos!

merienda tradicional de Semana Santa con roscos fritos de la abuela. fruta y café

Receta de roscos fritos de la abuela

Raciones: salen unas 24 unidades
Tiempo de preparación: 1 hora
Dificultad: baja
Utensilios: olla o cazuela amplia para freír, un cuenco grande, cucharas soperas.

Ingredientes

2 huevos
14 cucharadas de zumo de naranja natural
12 cucharadas de azúcar
10 cucharadas de aceite de oliva suave
1 sobre de levadura química (tipo Royal)
1/2 kg de harina corriente
aceite para untarnos las manos
aceite de girasol para freír

Paso a paso

  1. En un bol amplio se mezclan todos los ingredientes hasta formar una masa totalmente homogénea. 
  2. Se untan las manos con un poco de aceite y se van formando pequeñas bolas que se aplastan con las manos. Después se le mete un dedito para formar el agujero
  3. Se fríen en aceite bien caliente. 
  4. Se dejan escurrir sobre una rejilla y seguidamente se pasan por un plato con azúcar y otro con canela. 

Trucos y consejos:

  • Igual que en el caso de la receta de los buñuelos de calabaza os recomiendo que en el aceite friáis la corteza de un limón para que no tengan vuestros roscos mucho saborazo a aceite. Además mejora el olor de la cocina. 
  • La temperatura del aceite debe ser alta, pero no demasiado para que al introducir los roscos no se doren demasiado y no se hagan bien. Tener en cuenta este extremo a la hora de comenzar a freirlos. Ir jugando con la potencia de la vitrocerámica o de la cocina de gas para que no se caliente demasiado. 
  • El tiempo que tardan en freír es de unos 6-8 minutos cada ronda. Tener preparado un palito con el que ir dándoles la vuelta para que se hagan perfectamente por ambos lados. 
  • El truco de mi abuela para saber si el aceite está es meter en principio un solo rosco y hacer la prueba de fuego con él. Si el aceite tiene el grado de temperatura correcto, vais colocando los demás. 
  • Estos roscos se conservan muy bien el día que se hacen y el siguiente si tenéis la prudencia de meternos dentro de una cajita donde no les dé el aire. Aunque en palabras de mi abuela, eso no es así. Según ella, se tienen que hacer en el día y comer todos de una porque al día siguiente, no es lo mismo (pero para mi están tan ricos, que sí que lo están)
Roscos fritos de la abuela. Rosco en un plato.

Y ahora es tu turno: ¿Los has probado alguna vez? ¿Qué dulces se comen en tu hogar en Semana Santa?

Fotografías propiedad Una Pizca de Hogar. 



22 comentarios en «Roscos fritos de la abuela: ¡la receta de mi abuela Maravillas!»

  1. Wowww que pintaza, a ver si me animo, yo aqui los conozco como buñuelos de l'Emporda, no se si seran igual pero son también con forma de rosquilla y me chiflan, pero nunca los he hecho, jeje. Asi que igual me animo a probar estos. El truquito de la corteza de limón me ha encantado, no lo sabía, lo había oído para aromatizar, pero no sabía que se notase menos el aceite :D

    Espero que sigas disfrutando muchos años mas de una abuelita tan activa, y si ella tiene ánimo de hacer cosas y se encuentra bien, de verdad déjala que eso le da vidilla y la distrae, sin cansarse claro :D
    Besote!!!!!!

  2. Muchas gracias guapa. No tenía ni idea de que también se conocían con ese nombre. ¿Es igual la receta? ¿O muy parecida? Ya me contarás.
    Mi abuela la verdad es que desde hace un tiempo parece que ha renacido, cada vez más vital y más presumida. Jajajaja!!!
    Besote de vuelta y feliz domingo.

  3. La verdad que entre mi madre y mi abuela, porque solo me queda una de todos los abuelos, me nutren de un montón de recetas de siempre que no me gustaría por nada del mundo que se perdieran. Anímate con esta Ana, que es muy facilita. Un beso grande.

  4. Graciad por la recetA!
    Mi abuela tambien los hacia cuando yo era pequeña y sonrei al leer las cantidades en cucharadas! La mia tambien lo hacia. Probare hacerlas el fin de semana. Besos desde Buenos Aires

  5. Te dejo unas estrofas de mi cancion, amo la huerta soy vegetariana, un abrazo Marible!!
    Ay ay ay hortelano
    Ay ay ay dame la mano
    Ay ay ay hortelano
    Dame tu alimento sano

    Hortelano que el mundo
    Sin ti y tu huerta verde
    La vida nos faltaría
    Y tu quien sabe qué harías

    Hoy quiero besar tus manos
    Tu eres para mí un dios
    Que a la tierra bendita
    Das mucho amor y corazón
    Soy Lady Hagua

Los comentarios están cerrados.