¿Sofá rinconero o sofá con chaise longue?¿Y dos separados?

Maribel Martinez

/

Actualizado

Si estás en la duda entre poner un sofá rinconero, sofá con chaise longue o dos sofás separados te vendrá bien seguir estos consejos. Soluciona de una vez tus dudas y descubre qué ventajas tiene cada uno y a qué tipo de salones favorecen.

La oferta de sofás es tan inmensa que a veces podemos hacernos un lío a la hora de elegir. Especialmente si detrás de nuestro proyecto: «estrenar por fín sofá» no hay un interiorista o arquitecto que ha diseñado al milímetro el salón. Descuida que elegir sofá no va a ser lo más complicado que harás últimamente aunque no tengas detrás a un especialista dando instrucciones.

Todo es cuestión de tomar medidas y sopesar lo que para ti y tu familia es más importante. ¿Te gusta ver la tele tumbado? ¿Sueles recibir muchas visitas? ¿Buscas un sofá que aproveche una esquina al máximo? ¿Necesitas un extra de almacenaje? ¿Es tan enorme el salón que necesitas un sofá o dos muy grandes para llenar todo ese hueco, con el mínimo presupuesto? Tenemos todas las respuestas para que decidas entre sofá rinconero o sofá con chaise longue. ¿O quizá sean dos independientes?



Qué es un sofá con chaise longue

Para poder decidir entre sofá rinconero o sofá con chaise longue lo primero es definir un poco qué es cada cosa. Seguro que a estas alturas ya los diferencias muy fácilmente, pero no está de más recordarlo. Un sofá con chaise longue es un sofá de una pieza que tiene forma de L, de forma que uno de los asientos se alarga hasta convertirse en un sillón largo. La gran diferencia con los sofás rinconeros es que este asiento solo tiene un respaldo, por tanto no te puedes sentar cómodamente apoyado en su lateral. Es un sofá pensado para estirar las piernas o incluso dormir sentados.

Sofá rinconero o sofá con chaise longue: ejemplo de sofá rosa con chaise longue de IKEA.
Salón alargado con sofá chaise longue SÖDERHAMN de IKEA con funda rosa: Foto: Fran Bordell

Plazas de los sofás con chaiselongue o chaise longue

Hay sofás con chaise longue de 3, 4 e incluso 5 plazas. Son ideales en familias con niños para sentarnos todos juntos a ver la televisión teniendo cada uno su espacio. En la chaise longue te puedes sentar, pero sin apoyar la espalda, haciendo más las veces de un asiento extra o puf, que de sofá. Son sofás que son flexibles pues la chaise longue se puede usar sin el sofá si quieres. Generalmente el módulo de 2 o 3 plazas se separa de la chaise longue y toma su reposabrazos dejando el módulo independiente, como si se tratara de un sofá de 1 sin brazos.

¿Cómo saber si un chaise longue es mejor a la derecha o la izquierda?

La chaise longue se puede usar indistintamente a izquierda o a derecha. Dependiendo de la distribución del salón puedes utilizarla en un lado o el otro. Piensa que donde menos molesta es en la zona por la que menos pasas.

Sofá rinconero o sofá con chaise longue: sofá gris con chaise longue en salón pequeño de estilo moderno.
Salón alargado con sofá gris con chaise longue y mesa de centro redonda. Foto: Reformas by Maya.

¿Chaise longue si o no? Ventajas de los sofás con chaise longue

Para poder elegir bien entre sofá rinconero o sofá con chaise longue veamos las ventajas e inconvenientes, primero de los sofás con chaise longue.

  • Concentran en 1 único sofá espacio para toda la familia.
  • Pueden servir como cama de invitados de manera ocasional: una persona se puede tumbar en la zona del sofá y otra en la chaise longue sin molestarse.
  • La chaiselongue puede incluir un arcón de almacenaje para las mantas, rellenos de cojines, fundas extra, o incluso guardar juguetes.
  • Se adaptan a casi todos los espacios al no necesitar una pared lateral para encajar el sofá.
  • Se adaptan mejor que un sofá rinconera a un espacio donde el sofá no se apoya en ninguna pared.
  • Estéticamente son más ligeros que un sofá rinconera o dos sofás independientes.
  • Optimizan mejor el espacio porque no delimitan las plazas.
  • Son más baratos que un sofá rinconera o que dos sofás.

Inconvenientes de los sofás con chaise longue

  • Complican poner una mesa de centro en medio así como elegir la alfombra correcta a no ser que sea un modelo de más de 3 plazas.
  • Son incómodos para las visitas en comparación con un sofá rinconera.
  • Son un fastidio para limpiar por debajo, salvo si lo eliges de patas altas.

Medidas de un sofá chaise longue

  • Un sofá de 2 plazas con chaise longue tendrá una medida aproximada de 186 cm por 100 de ancho en la parte más corta, y 151 en la zona de la chaise longue.
  • Un sofá de 2,5 plazas con chaise longue llegaría al 190 cm de ancho y prolongará un poco la chaisse longue hasta los 160 cm.
  • Un sofá de 3 plazas con chaise longue tendrá un ancho de 265/270 cm, con un fondo parecido a los anteriores y la chaise longue de al menos 160 cm.
  • Medidas de una chaise-longue sin sofá: dependiendo del modelo pueden tener un ancho de 100/120 cm, un fondo de 100cm y un largo de 160/170 cm.


Qué es un sofá rinconero

Sofá rinconero o sofá con chaise longue: sofá rinconero de terciopelo azul.
Sofá rinconero en terciopelo azul a juego con la tapicería de las sillas. Foto: Domidea Ristrutturazioni & Interior Design

Vale, ya tenemos más claro lo que es un sofá con chaise longue, pero seguimos dudando entre poner un sofá rinconero o sofá con chaise longue. Vamos a conocer cómo son este tipo de sofás. Como su nombre indica es un sofá que tienen forma de L o incluso de U con respaldo en todos sus asientos. Se caracteriza por contar con un asiento angular en la o las esquinas. Son sofás pensados para sentar a más gente en el mínimo espacio y para estar sentados.

Ventajas de un sofá rinconero

  • Se adaptan perfectamente a los rincones, sobretodo si apoya sobre dos paredes en ángulo recto.
  • Caben más personas sentadas que en la chaise longue aún teniendo las mismas medidas porque aprovecha más los asientos.
  • Son la opción ideal cuando tenemos un salón muy largo y estrecho.
  • Se hacen muchas veces a medida para adaptarse por completo al hueco.
  • Ofrecen la opción de prolongar un lado para convertirlo en chaiselongue.
  • Aprovechan al 100% el espacio.
  • No dificultan la instalación de una mesa de centro ni una alfombra.
  • Son la opción ideal para un salón muy pequeño: mucho mejor que dos independientes, 1 de dos y una butaca, o un sofá con chaise longue porque aprovechan todo el espacio disponible.

Inconvenientes de un sofá rinconero

  • Son más caros que un sofá con chaise longue y que dos independientes.
  • No pretendas que duerman ahí las visitas.
  • Dificultan el paso en algunas distribuciones.
  • Son más pesados a la vista que los sofás independientes o un sofá con chaiselongue.
  • Las plazas están delimitadas pudiendo ser incómodamente pequeño cuando recibas a más gente que plazas.
Sofá rinconero o sofá con chaise longue: sofá rinconero moderno de color gris a medida.
Sofá rinconero en color gris claro con estructura de madera y dos mesas de centro circulares. Foto: Arquisa

Medidas de un sofá rinconero

Cómo os decíamos la mayoría de las veces los sofás rinconeros se hacen a medida para exprimir las posibilidades de un espacio. Para que te hagas una idea toma nota de algunas medidas estándar de un sofá rinconera:

  • Un sofá rinconera de 3 plazas mide 192 x 192 cm.
  • Un sofá rinconera de 4 plazas 240 x 240 cm.
  • Un sofá rinconera de 5 plazas 322 x 252 cm (un módulo de 3 +2,5 plazas).


Dos sofás independientes, ¿cuándo interesan?

Sofá rinconero o sofá con chaise longue: conjunto de 3 sofás con igual tapicería y distinta forma y tamaño en salón grande y moderno.
Un salón realmente amplio donde los 3 sofás son protagonistas: un sofá de 3 plazas, otro que incluye un puf y un gran módulo para sentarse sin respaldo. Foto: Angular Group Builder and Developers.

Sabiendo un poco más sobre los tipos de sofás un poco más especiales, volvemos a la pregunta inicial: ¿sofá rinconero o sofá con chaise longue? ¿o dos sofás independientes? Verás, es muy sencillo. Todo es cuestión de ser prácticos y de tomar medidas.

Como regla general: solo cuando tengas un salón muy amplio y con espacio suficiente para facilitar el paso entre los sofás podrás apostar por 2 sofás en lugar de uno. Piensa que la medida mínima para vacilar el paso es de 90 cm. También en el caso de querer instalar una mesa de centro entre ellos para no tener la sensación de que has metido todo en plan Tetris.

También: cuando en la pared sobre la que vas a apoyar el sofá haya algún elemento al que tengas que acceder preferiblemente sin inclinarte: librerías, armarios, grandes ventanas. En ese caso no te quedará más remedio que apostar por dos sofás, o en algún caso, un sofá y una butaca.

Sofá rinconero o sofá con chaise longue: dos sofás en salón pequeño.
Sofá con chaise longue en un lado, sofá sin reposabrazos en el otro para poder acceder a la librería. Foto de ETC Y DISEÑO MODULAR

Ventajas de utilizar dos sofás independientes

  • Es más rápido limpiar al retirar un sofá y luego el otro (si tiene patas, esta ventaja se esfuma).
  • Son perfectos para llenar más el espacio en salones muy amplios.
  • Permiten hacer estilismos más elaborados con piezas de distintos estilos.

Inconvenientes de poner dos sofás independientes

  • Necesitan mucho espacio.
  • Dependiendo del modelo pueden salir más caros.
  • No se puede decir que sea una opción desfasada, pero quedan mejor en ambientes clásicos.

Esperamos que con estos trucos os cueste mucho menos decidir entre dos sofás independientes o sofá rinconero o sofá con chaise longue. ¿Cuál te encaja más?


Foto de portada: Sincro Reformas.