No tires las latas de conservas: úsalas para hacer con todas estas ideas facilísimas

Maribel Martinez

/

Actualizado

¿Tienes latas de aluminio y estás pensando en tirarlas? Antes de pensar en el contenedor al que van, descubre cómo puedes transformarlas en hermosas macetas y otras cosas súper originales con un toque personal y muy creativo. En este post, te enseñamos ideas originales y muy bonitas para reutilizar esas latas y darle un nuevo aire a tus espacios con plantas, objetos decorativos y muchas cosas más. ¡Prepárate para convertir lo ordinario en extraordinario y sumarte al movimiento de reciclaje creativo!

Ya sabéis que somos de la opinión de que el mejor reciclaje es el que no se tiene que hacer, pero es verdad que muchas veces nos encontramos que aún reduciendo el número de envases y otro tipo de contenedores que entran en casa, descubrimos que tenemos una buena colección de latas o botes de vidrio almacenados o listos para llevar al contenedor adecuado. Pues bien, para el reciclar el vidrio ya os dejamos antes algunas ideas, y hoy es el turno de las latas de conservas. ¡Verás qué fácil es convertirlas en otras cosas maravillosas.



Convierte las latas de conservas en preciosas macetas

Esta es posiblemente la manualidad más fácil del mundo. Además apta para toda la familia. Solo tienes que conseguir un poco de pintura, y las latas claro está, y ponerte a crear. Te dejo una lista de materiales, pero como todo lo que tenga que ver con reciclar, hay margen para que lo innoves a tu gusto o manera.

Materiales necesarios

  1. Latas de aluminio: de diferentes tamaños, según la planta que desees colocar.
  2. Pintura: acrílica o en spray de colores variados.
  3. Pinceles: sólo si decides usar pintura acrílica.
  4. Barniz: transparente para proteger la pintura.
  5. Taladro o clavo y martillo: para hacer agujeros de drenaje.
  6. Tierra para macetas: adecuada para el tipo de planta que vas a usar.
  7. Plantas o semillas: elige según tu preferencia.
  8. Guantes de trabajo: para proteger tus manos.
  9. Papel de lija: para suavizar los bordes de las latas.
  10. Elementos decorativos: como cintas, pegatinas, telas, etc. (opcional).
Macetas hechas reciclando latas de aluminio viejas.
Foto de Julietta Watson en Unsplash

Paso a paso para convertir latas de aluminio en originales macetas

Paso 1: Limpieza y preparación de las latas

Lo primero que tienes que hacer es inventario de todas las latas de aluminio que tienes. Lávalas cuidadosamente para eliminar cualquier residuo, y una vez limpias, con ayuda de un papel de lija suaviza cuidadosamente todos los bordes cortantes de las latas para cualquier corte.

En este paso vamos a hacer los agujeros de drenaje para que las plantas no se encharque. ¿Cómo? Coloca las latas sobre una superficie segura y usa un taladro o, más fácil aún, clavo y martillo para hacer varios pequeños agujeros en el fondo. No te saltes este paso si no quieres que las plantas se pudran por exceso de humedad.

Paso 2: Pintura y decoración

¡Es hora de darles color y vida a esas latas! Escoge pinturas acrílicas o en spray de tus colores favoritos. Si usas pintura acrílica, utiliza pinceles para aplicarla uniformemente sobre toda la superficie de la lata. Si prefieres el spray, rocía la pintura manteniendo una distancia adecuada para evitar los, siempre incómodos, goteos. Lo ideal es aplicar varias capas para conseguir un color intenso (sin olvidarte de dejar secar entre cada aplicación).

Una vez que la pintura esté seca, puedes añadir detalles decorativos como patrones geométricos, dibujos de flores, o incluso usar plantillas para diseños más elaborados. Para que quede más resistente, tienes la opción de aplicar una capa de barniz transparente: de esa forma vas a proteger la pintura y al mismo tiempo conseguir que se vea mejor acabado.

Paso 3: Plantación

Ahora que tus macetas están pintadas y decoradas, es el momento de añadir las plantas escogidas. Elige tierra adecuada para el tipo de planta que vas a usar y llénalas hasta aproximadamente dos centímetros del borde superior.

¿Quieres plantar semillas? Entonces sigue las instrucciones específicas para su siembra. Si prefieres trasplantar plantas ya crecidas, ten en cuenta que debes hacerlo con cuidado para no dañar las raíces. Una vez plantadas, riega suavemente, asegurándote de que el agua fluya a través de los agujeros de drenaje.

Paso 4: Decoración final

¿Quieres que luzcan aún más? Puedes adornar las macetas con cintas, pegatinas, trozos de tela, o incluso cuerda o palitos de madera (como verás en el vídeo más abajo) para darles un aspecto único y personal. Anímate a probar con diferentes materiales y estilos. Al fin y al cabo, van a ser tu obra. ¡Deja que tu creatividad fluya!

Paso 5: Colocación de las macetas

Y para terminar, solo te queda elegir el lugar ideal para tus nuevas macetas. Pueden quedar genial en la repisa de una ventana, colgadas en tu balcón, salpicando el jardín o incluso como un centro de mesa en el interior de casa. Lo importante es que reciban la cantidad adecuada de luz solar según las necesidades de cada planta y que estén bien visibles para disfrutarlas todos los días.

Siguiendo estos pasos, no solo estarás reciclando y cuidando el medio ambiente, sino que también estarás añadiendo un toque de belleza y originalidad a tu hogar con estas macetas únicas hechas a mano.

Más ideas con latas de conservas recicladas

¿Te has quedado con ganas de más? Pues no te preocupes porque tenemos más ideas. Lo primero que nos van a enseñar es a quitar las pegatinas (si es que las tiene la lata) y que de verdad que son un fastidio de quitar. Y luego ya nos pondremos manos a la obra para convertilas en unos botes tan preciosos y bien terminados, ¡que parecerán comprados!